Crimen de odio contra trans conmociona a Nicaragua por lo brutal cómo se perpetuó

Nota elaborada con Información del medio Nicaragua Actual tv

El joven transgénero, José Manuel Contreras, conocida como “Lala” murió de forma trágica al ser amarrado a un caballo que lo arrastró provocando su muerte, en el municipio de Somotillo, departamento de Chinandega. La fiscalía de Chinandega acusó a Bernardo Arístides Pastrana Ochoa, de 29 años y a Jorge Luís Mondragón Acosta, de 25, por haber asesinado de manera atroz a “Lala”.

Nicaragua conoció este viernes de un atroz crimen contra una joven transgénero en Chinandega, que fue amarrada, arrastrada y lanzada a un abismo sujetada a un caballo.

El Ministerio Público, informó que el crimen ocurrió el pasado 3 de marzo, en el municipio de Somotillo, departamento de Chinandega, cuando los involucrados estaban consumiendo licor.

El representante de la fiscalía relató que el crimen se efectuó en horas de la noche, en la terminal de buses que cubren la ruta Guasaule-Somotillo, luego de una discusión en la que Bernardo Pastrana enlazó del cuello a «Lala», luego la arrastró, amarrada de un caballo, hasta un predio baldío, donde encontraron su cuerpo sin vida.

La Mesa Nacional LGBT+ Nicaragua, denunció en una entrevista a Nicaragua Actual que el Estado de Nicaragua no ha hecho uso de la agravante por discriminación, que es un delito tipificado en el Código Procesal Penal de Nicaragua, que incluye el tema de sexo y género.

“Como organizaciones  hacemos mucho énfasis en que cuando se habla de personas de la LGBT y violencia contra las mujeres, se habla de crímenes de odio”, dijo Damaso Vargas, vocera de la Mesa Nacional LGBT+ Nicaragua.

Agregó: “Se habla de la saña, alevosía y ventaja, posible premeditación con la que se planificó todo este acto, «Lala» no solamente fue abusada sexualmente por dos personas hombres y además asesinada. El tema de cómo asesinaron a «Lala» tiene que dar demasiadas luces y despertar conciencia en un país tan violento, misógino y patriarcal como Nicaragua”. 

Vargas asegura que en Nicaragua no es la primera vez que se conoce un crimen como el de Lala; anteriormente se han registrado casos de este tipo.

De acuerdo al relato, Jorge Mondragón, fue testigo del crimen, solo observó y no hizo nada para evitar el crimen contra «Lala». La fiscalía acusa a Bernardo Pastrana por el delito de asesinato y a José Contreras como coautor del mismo delito.

Presuntos asesinos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s