Conozca el Basilisco Esmeralda, lagarto que corre sobre el agua y habitante del Refugio Caño Negro

El Basilisco esmeralda (Basiliscus plumifrons), es lagarto que corre sobre el agua, inmóvil entre la vegetación. Se le puede ver con mucha regularidad las lagunas del Refugio Nacional de Vida Silvestre Mixto Caño Negro y en los humedales de la Zona Norte y otras parte del país.

Mirar correr sobre los espejos de agua de Caño Negro, es todo un espectáculo, sobre todo por su rápidez a la hora de correr por encima del agua.

Existe 4 especies del genero Basiliscus, y todas son originarias del continente americano. Tres de ellas se pueden observar en Costa Rica, detalla del sitio “Biodiversidad y un Poco Más”.

El basilisco esmeralda se distribuye de forma natural desde México a Ecuador, pasando por todo Centroamérica. Habita en las selvas tropicales, localizándose, por lo general, en lugares próximos a los cursos de agua.

En Costa Rica es bastante abundante en los bosques húmedos de las tierras bajas, tanto de la vertiente del Pacífico como del Caribe. Por lo general, hasta la cota de los 500 metros, aunque se han llegado a registrar algunos ejemplares hasta unos 1200 metros.

“Caminan sobre el agua”

El basilisco esmeralda, y al igual que otras especies del genero, adopta una posición bípeda para correr sobre la tierra. Pero esto no es lo realmente singular e increíble de los basiliscos. Sino, que en esa misma posición, puede correr sobre el agua a una velocidad de 2-3 metros por segundo en una distancia de unos 20 metros.

Si se siente amenazado -y se encuentra en una rama sobre el agua, por ejemplo- se deja caer, y emprende una veloz carrera hasta que se hunde, si no alcanza antes la otra orilla. No obstante, puede proseguir su huida nadando ya que es muy bueno en estas lides. La carrera acuática puede tener por objeto, también, la captura de una presa.

Si se siente amenazado -y se encuentra en una rama sobre el agua, por ejemplo- se deja caer, y emprende una veloz carrera hasta que se hunde, si no alcanza antes la otra orilla. No obstante, puede proseguir su huida nadando ya que es muy bueno en estas lides. La carrera acuática puede tener por objeto, también, la captura de una presa.

El basilisco esmeralda es omnívoro, aunque las diferentes tipos de dietas guardan cierta relación con la edad. Así, los jóvenes se alimenta fundamentalmente de insectos, y al crecer, aproximadamente cuando superan el año de edad, se alimentan también de frutos y flores. Entre las presas de origen animal, además de los insectos, también se encuentran pequeños mamíferos como roedores, e, incluso, algunas especies más pequeñas de lagartos.

Es una especie arborícola que, por lo general, se les suele observar encaramados e inmóviles en las ramas bajas de la vegetación, esperando que alguna presa se ponga al alcance. Aunque también ocultándose de sus predadores, entre los que se encuentras aves de presa, las zarigüeyas y las serpientes.

Basilisco esmeralda (green basilisk, Basiliscus plumifrons) macho.
Ejemplar macho de basilisco esmeralda (Basiliscus plumifrons)

De las cuatro especies de basiliscos, este es el de mayor tamaño con una longitud de los adultos de entre 70-90 cm. El macho, no obstante, es algo más grande que la hembra pudiendo llegar a medir los 120 cm.

La coloración de fondo del basilisco esmeralda es de un llamativo verde esmeralda; y de aquí el nombre común. La parte ventral es amarilla, y los adultos presentan una o dos filas de puntos blancos a lo largo del abdomen.

Los machos en su edad adulta desarrollan unas vistosas crestas: Sobre la cabeza con dos proyecciones; en el dorso que es eréctil; y en la parte anterior de la cola. Las hembras, sin embargo, tienen una cresta más reducida que sólo les cubre la cabeza; carece de las crestas dorsal y caudal. Además, los machos suelen presentar la base de la cola abultada debido al engrosamiento de los dos hemipenes

Reproducción

Se reproducen durante todo el año aunque principalmente durante la temporada de lluvias; en Costa Rica entre mayo y septiembre.

Los machos son muy territoriales; un solo macho puede dominar un determinado área que contiene varias hembras con las que se puede aparear. Durante el cortejo, el macho muestra su disposición al apareamiento con movimientos repetidos de su cabeza y aproximándose paulatinamente a la posible pareja. Si la hembra baja la cabeza y levanta la cola, indicando que está receptiva, el macho la sujeta por el pliegue de la piel y copula durante unos 10 minutos.

Unas tres semanas más tarde, aproximadamente, la hembra busca un lugar adecuado para depositar los huevos. El número de estos es muy variable, entre 4 y 17. Puede poner hasta 4 puestas por temporada. A las 8 o 10 semanas los neonatos con ayuda de su diente de eclosión rompen la cascara. Estos alcanzarán la madurez sexual con aproximadamente 18 meses de edad.

Fuente: Diversiudad y un Poco de Todo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s