Los alcaldes cuestionado por el Caso Diamante además de decir que son inocentes, piden que no los separen del cargo y menos por ocho meses, mientras la fiscalía realiza las investigaciones. Tampoco están de acuerdo con la otras medidas cautelares solicitadas.

Aunque los fiscalía solicitó esta medida cautelar de separarlos durante ocho meses de su cargo, impedirles salir del país, firmar cada mes y no acercarse al municipio ni a los testigos, los abogados de los seis alcaldes buscan apelar esta medida.

El abogado del alcalde josefino, Johnny Araya, Federico Campos dijo a medios nacionales que opone a todas la medidas cautelares solicitadas por la fiscalía, así como los ocho meses de suspensión de labores.

Se espera que el Juzgado Penal de Hacienda y Función Publico termine la audiencia a mediados del viernes 19 de noviembre.