La Fortuna de San Carlos, es uno de los distritos más hermosos del cantón, rico en bellezas naturales, donde destaca el majestuoso Volcán Arenal, uno de los principales atractivos de la Zona Norte y del país. Es un distrito rico en aguas termales, lo que lo hace la «Capital Termal de Costa Rica», con 38 centro termales.

Desde el año 1950, La Fortuna es el séptimo distrito del cantón de San Carlos, gracias un referéndum.

Es uno de los distritos más atractivos turísticos del cantón como: conopy, rafting, pesca deportiva, senderismo, aguas termales, observación de aves, caminatas a caballo, entre otros.

Parque de la Fortuna

Al igual que otros distritos del cantón surgen nombres poblados muy particulares, salidos de la mente de su primero pobladores, que se remonta  a sus inicios. Surgen de  leyendas o historias perdidas en el tiempo como como el Burío, Sonafluca, El Tanque, Jauri, Agua Azul, Zeta Trece y Guayabal, otros de origen indígena.

Para los lugareños, los nombres de estas comunidades  resultan comunes, pero para el foráneo son curiosos, extraños o algunas veces graciosos por su particularidad.

Algunos nombres de barrios poblados son:

  • Barrios: Dora, Manolos, Olivos, Pastoral, Pito, San Isidro, Sinaí.
  • Poblados: Agua Azul, Álamo, Ángeles, Burío, Castillo (parte), Guaria, El Campo (Guayabal), Jilguero, Llano Verde, Orquídeas, Palma, Perla, San Isidro, San Jorge, Santa Eduviges, Sonafluca, Tanque, Tres Esquinas, Zeta Trece

La Fortuna cuenta con un área de 229,7 kilómetros cuadrados y una altitud media de 253 m s. n. m. Este distrito fue creado el 5 de febrero de 1952 por medio de Decreto Ejecutivo. Para el año 2022, La Fortuna cuenta con una población estimada de 19 584 habitantes,​ y para el último censo efectuado, en 2011, La Fortuna contaba con una población de 15 383 habitantes.

La economía de La Fortuna se basa en la agricultura y la principal, el turismo, el más desarrollo por sus importantes atractivos.

Poza El Salto en Río Fortuna.

Historia

Se dice que los primeros colonizadores blancos llegaron a la Fortuna a mediados de la década de 1930. Su primer colonizador permanente, Marcial Jarquín Bellorín, se dedicó a la extracción de hule y a la agricultura de subsistencia. La comunidad de La Fortuna comenzó a definirse a principios de la década de 1940, tras la llegada de campesinos provenientes de Ciudad QuesadaGreciaAlajuela y otras regiones del cantón de San Carlos.

Los primeros pobladores se dedicaron a la agricultura, la caza y a la ganadería principalmente. Se llamó en sus inicios «El Burío», pero a finales de la década de 1940, sus habitantes le cambiaron el nombre por el que lleva actualmente.

Volcán Arenal 1969