• Actividad se realizaba en presencia de drogas, licores, un arma de fuego y maltrato animal.
• Se trataba de una actividad clandestina y en la que se violentaban las disposiciones sanitaria para prevenir contagios por COVID-19.
• Ley de Bienestar Animal contempla penas de hasta 2 años de prisión para quienes maltraten animales de manera intencional.


• El único detenido en el sitio quedó a la orden de la Fiscalía de Flagrancia de Santa Cruz.
En una nueva actuación policial ante actividades que violan los protocolos sanitarios para prevenir el COVID-19, además de infringir la Ley de Bienestar Animal, oficiales de la Fuerza Pública intervinieron una gallera en el cantón de Santa Cruz, Guanacaste.


De acuerdo con lo informado por el intendente Marco Barrera, jefe de la delegación cantonal de la Fuerza Pública de Santa Cruz, el hecho tuvo lugar la tarde del pasado domingo a orillas del río Enmedio, situado en el barrio Panamá de la citada ciudad guanacasteca.


Ante las denuncias formuladas por ciudadanos conscientes de la ilegalidad de este tipo de actividades, varios oficiales fueron desplazados al lugar, donde había aproximadamente 200 personas y unos 60 vehículos.
Las autoridades localizaron 24 gallos vivos y varios muertos, además de algunas dosis de drogas, espuelas, medicamentos de uso veterinario, bebidas alcohólicas y un arma de fuego, todo lo cual fue decomisado, mientras que las instalaciones fueron desmanteladas.


Asimismo, la Fuerza Pública detuvo a un sujeto de apellido Angulo, el cual podría ser procesado por el delito de maltrato animal, pues según lo indicado por el jefe policial, dicha persona mantenía en su poder varios gallos de pelea.
Cabe indicar que la Ley de Bienestar de los Animales (Ley 7451), la cual rige desde el año 2017, contempla penas de hasta dos años de prisión para quienes sean encontrados culpables del delito de maltrato animal.