La Región Huetar Norte, tiene un importante potencial para el turismo relacionado con la observación de todo tipo de aves.

Sitios como La Fortuna de San Carlos, Caño Negro en Los Chiles y Sarapiquí, entre otros, son lugares ideales para observar cientos de especies de aves.

De acuerdo con el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) el país es “famoso entre los más reconocidos observadores de aves, pero el interés de la gente ha aumentado en forma espectacular en los últimos años, debido a la gran diversidad de aves de que dispone el país.

Pecho Amarillo

“Con casi 850 especies de aves -más que en todo Norteamérica- concentradas en un área de apenas 50 mil kilómetros cuadrados, es fácil comprender el entusiasmo puesto en estas criaturas que uno puede encontrar en Costa Rica”, afirma el Instituto (https://www.visitcostarica.com/es/costa-rica/things-to-do/birdwatching).

El turista amante de las aves se caracteriza por un alto nivel cultural muchas veces se trata de investigadores, académicos o estudiantes de biología entre otros.

El segmento mercado de los turistas que buscan escenarios naturales de gran belleza y diversidad para observar aves ha ganado enorme popularidad en varias zonas del país como Monteverde donde a diario reciben este tipo de visitantes. Otras sitios de gran importancia es Sarapiquí y Refugio de Vida Silvestre Caño Negro.

Pava Silvestre