Dos policías de la Delegación de Pital detenidos ayer por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) junto con tres civiles por presunta tentativa de homicidio continúan en indagación por el dicho organismo.

Según información de un fuente policial, aún se desconoce la suerte de los policías que al parecer continúan detenidos..

Cabe destacar que el OIJ de San Carlos detuvo ayer en Pital cinco hombres entre 23 y 45 años, entre ellos dos policías, sospechosos de Tentativa de Homicidio en perjuicio de otro masculino de 35 años, de apellido López.Los hechos se dieron el pasado viernes 17 de diciembre, en el sector de Pita, cuando aparentemente dos oficiales de la Policía Administrativa detuvieron al ofendido y al parecer lo llevaron donde se encontraban otros tres sujetos, quienes en apariencia lo golpearon en varias ocasiones y lo dejaron abandonado en la zona de La Legua.

Detenido en Pital

Según el OIJ los cinco hombres entre 23 y 45 años son sospechosos de Tentativa de Homicidio en perjuicio de otro masculino de 35 años, de apellido López.

Los hechos se dieron el pasado viernes 17 de diciembre, en el sector de Pita, cuando aparentemente dos oficiales de la Policía Administrativa detuvieron al ofendido y al parecer lo llevaron donde se encontraban otros tres sujetos, quienes en apariencia lo golpearon en varias ocasiones y lo dejaron abandonado en la zona de La Legua.

Detenido en Pital

La agresión que sufrió este vecino Pital se dio hace mes y medio en la Legua de Pital, y se habría producido debido a que al parecer los policías y las tres personas relacionan a este hombre con varios robos, de ahí que se habrían unido para darle una fuerte golpiza que le produjo lesiones en todo cuerpo y hasta amputación de pierna.

Con respecto a los oficiales de apellido Torres y Ríos, estos laboran en la Delegación de Pital y según una una fuente son personas tranquilas que cumplen con su trabajo normalmente.

Transciende que el hombre agredido por supuestos robos habría sido atacado por vecinos de la comunidad que se unieron para hacer justicia con sus propias manos debido a múltiples robos.