Quince funcioanros empleados del Hospital San Carlos fueron enviados a sus casas y suspendidos sin goce de salario debido a que no quisieron vacunarse contra covid-19, condición obligatoria para todos los empleados de los servicios de salud desde febrero de 2021, detalla hoy el periódico La Nación.

Édgar Carrillo, director de ese centro médico, confirmó la medida y aseguró que les dieron dos días hábiles para aplicarse la primera dosis. De persistir la negativa, el hospital podría sancionar a los funcionarios.

Cabe mencionar que en abril anterior del 2021, la Gerencia General emitió un oficio en acatamiento al decreto del Ministerio de Salud. donde se establecen los aspectos que deben cumplirse.

Esto va desde la identificación del funcionario que se niega a vacunarse, el abordaje correspondiente, la advertencia y defensa. Por último, se dictaminan las medidas de orden administrativo.

El jueves pasado la Gerencia General de la CCSS pasó una circular que decía:

“Prevención y retiro del recinto de trabajo a la persona trabajadora de la CCSS que no se haya aplicado la vacuna de covid-19”, se dirigió a la presidencia ejecutiva, gerencias, direcciones, jefaturas y a trabajadores de la entidad«.

La presente circular dispone que ante la negativa de la persona trabajadores de aplicarse la vacuna del covid-19 y sus respectivas dosis, la jefatura deberá indicarle que se retire del recinto de trabajo, bajo el apercibimiento de que no se podrá incorporar a sus labores habituales hasta tanto demuestre haber sido vacunada”,