Por imagen del cantón, y por los diversos cuestionamientos que se le hacen, la opinión generalizada es que el alcalde sancarleño debería dejar su puesto.

Luego que el Tribunal de Hacienda condenara la semana pasada a Alfredo Córdoba Soro Alcalde de San Carlos a seis meses de inhabilitación de su cargo y a pago de 3.6 millones de colones por nombramiento ilegal del ex funcionario Municipal Wilberth Rojas en el años 2002, ahora la discusión está en la perdida sus credenciales de acuerdo a la ley.

Cabe destacar que vez que la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia confirmó la condena impuesta al alcalde sancarleño Alfredo Córdoba Soro. Ahora será necesario determinar si éste continuará en su puesto una vez que vencido el plazo de la pena, o bien, si perderá su credencial. 

Varios abogados consultados por este medio, consideran que el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) está obligado a retirar de forma oficiosa las credenciales al alcalde condenado.  Sostienen que según lo establecido por el artículo 118 del Código Municipal, al alcalde haber sido condenado a una inhabilitación para ejercer cargos públicos y de elección popular. La pérdida de la credencial es automática. 

En ese caso, el TSE tiene la competencia exclusiva para tomar la decisión que de acuerdo a la Ley y no requiere de mayores procedimientos.  Lo único que el TSE. debe constatar, es la existencia de la sentencia firme que le impone al alcalde la condena de seis meses de inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos.

Cabe recordar que el pasado 12 de noviembre de 2019 el Tribunal Penal de Hacienda condenó a Córdoba Soro por dos delitos de nombramiento ilegal. En esa sentencia se declaró a Alfredo Córdoba Soro, autor responsable de DOS DELITOS DE NOMBRAMIENTO ILEGAL en perjuicio de LOS DEBERES DE LA FUNCIÓN PÚBLICA, y se le condenó a la pena de INHABILITACIÓN EN EL EJERCICIO DE CARGOS PÚBLICOS Y DE ELECCIÓN POPULAR por el plazo de SEIS MESES.

El pasado viernes la sentencia fue ratificada por el Tribunal de Apelación de Sentencia Penal del II Circuito Judicial y San José, y ante el recurso de casación formulado por el alcalde sancarleño. La Sala Tercera confirmó la condena que le había sido impuesta.  Esa condena ya no tiene recurso alguno, es decir, ya quedó en firme.

Es por lo anterior, que el TSE tiene que hacer el pronunciamiento sobre el posible retiro de las credenciales del condenado alcalde Alfredo Córdoba.

También existe la posibilidad de que el alcalde, ante la condena firme, renuncie a su puesto y así la Municipalidad de San Carlos deje de estar en la mira de la opinión pública por presuntos actos de corrupción como es el Caso Diamante por el cual se le investiga.

No se puede dejar de lado, que Córdoba Soro y Wilber Rojas, tienen que enfrentar un nuevo juicio por el delito de reconocimiento ilegal de beneficios laborales, y por el delito de peculado, dado que en su oportunidad se les había absuelto de eses presuntos delitos, pero esa absolutoria fue anulada.

Adicionalmente, el alcalde tiene otros procesos penales en su contra por diversos delitos que le achaca el Ministerio Público como es el Caso Diamante y otro relacionado por la Pista de Atletismo de Ciudad Quesada.

Así las cosas, le toca al actual Concejo Municipal, determinar las acciones a tomar derivadas de esta condena, que deja en la cuerda floja a Córdoba para retomar su puesto de alcalde de San Carlos.