Con una inversión que supera los 1.386 millones de colones $2 200 .000 la Dirección General de la Fuerza Pública efectuó una compra de 1.980 armas de fuego para fortalecer las capacidades de la Policía.

Se trata de una pistola calibre 9 milímetros, que en su mayoría serán asignadas con énfasis a los Grupos de Apoyo Operacional (GAO) y distribuidas en diferentes unidades policiales de todo el país.

Daniel Calderón, director de la Fuerza Pública dijo que es un proceso que busca renovar el armento que tiene la policía, además, para realizar variedad de prácticas con los efectivos del Grupo de Apoyo Operacional.