● Poder Ejecutivo propone deducir del Impuesto de la Renta entre ¢78,15 y ¢92,4 por cada litro de gasolina o diésel a los sectores más afectados por las alzas en combustibles.

● Para lograr el plan, se reduciría el margen operativo de RECOPE por medio de una disminución del 80% del monto correspondiente a “Rédito para el Desarrollo”.

● Asimismo, se reduciría un 25% el margen de ganancias de los sectores que se dedican a la venta y transporte de combustibles.

● Las tres reducciones, unidas a otras acciones, permitirían aminorar la presión sobre el cálculo del precio de los combustibles que realiza ARESEP.

● Como lo había prometido el Presidente de la República, el Gobierno les presentó la propuesta a las jefaturas de fracción este lunes con el fin de validar y enriquecer la iniciativa.

Con el objetivo de aliviar el golpe de las alzas de los combustibles, el Gobierno presentó hoy a las jefaturas de fracción un plan que pretende, entre otras acciones, establecer un crédito fiscal para los sectores de transporte público, el transporte de carga y las actividades agrícolas, en relación con su consumo de gasolina o diésel. Asimismo, se expuso un paquete de medidas urgentes para mitigar el incremento de insumos agropecuarios.
El crédito fiscal a los sectores más afectados por los incrementos en los combustibles consiste en el reconocimiento de entre ¢78,15 y ¢92,4 por cada litro de gasolina o diésel adquirido, los cuales serán deducidos del impuesto sobre la renta.
El plan, además, propone una serie de acciones temporales que incluyen una reducción de costos de operación de la Refinadora Costarricense de Petróleo (RECOPE), la variación de una serie de elementos de la fórmula del cálculo de la tarifa de los combustibles, la reducción del margen de ganancias en su comercialización y transporte, entre otras.
También se presentó un paquete de medidas urgentes para atender los efectos del conflicto bélico en los precios de insumos agropecuarios, vía decretos ejecutivos y directrices. Entre estas acciones se pretende autorizar la retención en bodegas y locales del importador para semillas hortícolas y frutícolas para reducir costos de importación, un procedimiento expedito para anotación marginal y registros de materias primas para ampliar la oferta de proveedores y fórmulas, y la reducción en $10 del costo de cada saco de fertilizante en los agroservicios al reinterpretar del cobro del 1,5% del valor CIF a materias primas de fertilizantes, fórmulas físicas y fórmulas químicas que se importan entre otras.
“La sesión de trabajo se convocó con el mayor sentido de urgencia que amerita las potenciales consecuencias económicas por el conflicto bélico en Ucrania”, informó Geannina Dinarte, ministra de la Presidencia.

Elian Villegas, ministro de Hacienda, detalló: “Pudimos compartir las urgencias y las diversas medidas que hemos estado elaborando y que estaremos presentando, algunas en forma de proyectos de ley y otras como decretos. Existe una línea de trabajo muy clara de parte del Poder Ejecutivo que busca afrontar de la mejor forma posible el impacto del conflicto bélico en la población costarricense. En eso estamos trabajando y eso estaremos trabajando los próximos días y para ello requerimos el apoyo de la Asamblea Legislativa”.

En la reunión estuvieron presentes las jefaturas de fracción de los partidos Liberación Nacional, Nueva República, Integración Nacional y Acción Ciudadana, así como asesores de Restauración Nacional y del PLN. No se contó con la participación del Partido Unidad Social Cristiana.

El plan en dos ejes. El plan propuesto por el Poder Ejecutivo busca neutralizar el impacto dado en las últimas semanas ante la crisis generada por el ataque de Rusia a Ucrania y un segundo eje que pretende disminuir costos e ingresos de la Refinadora Costarricense de Petróleo (RECOPE), y reduciendo los márgenes de comercialización y transporte, lo cual permitiría un ajuste de la tarifa del cálculo de ARESEP que mitigue incrementos futuros.

  1. Crédito fiscal temporal. El Gobierno propone una deducción temporal del impuesto sobre la renta a partir de cada litro de gasolina o diésel consumido. Es decir, los sectores de transporte de carga, transporte remunerado de personas (incluye taxis y autobuses) y de actividades agrícolas podrán reducir su pago por impuesto sobre la renta entre ¢78,15 y ¢92,40.

Tipo de combustible por litro Suma a deducir en colones (¢) por litro
Gasolina regular ₵ 78,15 colones
Gasolina súper ₵ 81,75 colones
Diésel ₵ 92,40 colones

Estos sectores deberán llevar un registro de compras y contar con el respaldo respectivo en factura electrónica.

Si se genera un saldo a favor de la persona contribuyente, dicho saldo no podrá ser objeto de compensación ni dará derecho a devolución alguna.

  1. Congelar impuesto único a los combustibles. Suspensión del mecanismo de indexación del impuesto único a los combustibles, por un plazo de 12 meses, para que no aumente (variaciones a la baja sí se permitirían).
  2. Cálculo de precios y tarifas del combustible. La ARESEP considerará preferiblemente los precios de importación efectivamente pagados por RECOPE, tomados de las facturas o documentos de embarque (Bill of Lading o BL) u otras fuentes confiables. Solo en caso de que estos precios no estén disponibles, se utilizarán los precios de referencia u otras fuentes confiables.
  3. Reducción de ingresos de RECOPE. Se reduciría en un 80% el monto correspondiente a “Rédito para el Desarrollo”, en el margen operativo de RECOPE. Durante la vigencia de esta ley, RECOPE no podría incorporar elementos que incidan en la fórmula de su margen operativo.
  4. Reducción de margen en comercialización y transportes. De manera temporal, los sectores que se dedican a la venta y transporte de combustibles reducirían en un 25% su margen de ganancias.

Estas últimas tres propuestas tendrán incidencia directa en la fórmula del cálculo del precio de los combustibles y mitigarán el impacto generado por los bruscos aumentos en el precio internacional del petróleo y sus derivados.

  1. Tres proyectos de ley complementarios. El Poder Ejecutivo solicitó, además, la aprobación de tres proyecto de ley complementarios:

● Expediente 22.027 para la eliminación del aporte de RECOPE al fondo de ahorro y garantía de los trabajadores con el fin de reducir costos administrativos, y que esto contribuyan al control del precio de los hidrocarburos.
● Los expedientes 22.830, para la aprobación del préstamo para Políticas de desarrollo para la gestión fiscal y descarbonización entre la Costa Rica y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), y el 22.831, para la aprobación del préstamo que financiará el programa de apoyo presupuestario basado en políticas para implementar la trayectoria sostenible e inclusiva, suscrito entre Costa Rica y la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD). Estos dos últimos permitirían aliviar la presión del tipo de cambio con respecto al dólar, el cual afecta directamente el precio de los combustibles.

Estos tres proyectos de ley son complementarios y de igual manera buscan incluir o modificar elementos que, de manera indirecta, influencian el precio de los combustibles.

Para la Ministra de la Presidencia, la sesión en la Asamblea Legislativa permitió acercar el monitoreo constante que realiza el equipo interinstitucional conformado desde el Poder Ejecutivo, así como posibles medidas a tomar para atender los eventuales sectores con mayor riesgo de afectación. “Esta labor necesitará del trabajo oportuno y conjunto con la Asamblea Legislativa para evitar deterioros significativos de la actividad económica de nuestro país”, dijo la jerarca.

Dicho grupo está integrado por el equipo económico del Poder Ejecutivo, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y el Ministerio de la Presidencia con el objetivo de monitorear y evaluar el impacto económico del conflicto bélico generado por el ataque de Rusia a Ucrania en Costa Rica, así como hacer propuestas responsables y justas para atender la situación costarricense.