Upala, Alajuela. 500 estudiantes y más de cincuenta docentes de la escuela Teodoro Picado Michalsky, ubicada en el centro del cantón de Upala, participaron en tres simulaciones durante el mes de marzo con el fin de poner en práctica las normas de conducta necesarias para dar una efectiva respuesta ante una emergencia, además de reconocer las rutas de evacuación y zonas de seguridad a las que la población estudiantil debe acudir para resguardar sus vidas.

Este centro educativo es uno de los más grandes del cantón upaleño, pero también uno de los más vulnerables ante amenazas múltiples como sismos e inundaciones. Es por eso que la fundación Ayuda en Acción, con el financiamiento del Departamento de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria de la Unión Europea, ha venido trabajando desde hace más de cuatro meses en conjunto con el Comité Institucional para la Gestión del Riesgo de esta escuela en reforzar sus capacidades de respuesta para reducir los niveles de riesgo en la institución.  

Este es un proceso integral que se lleva a cabo con centros educativos del cantón en coordinación con el Ministerio de Educación Pública (MEP), que incluyen acciones como la conformación de los comités institucionales para la gestión del riesgo y la actualización de los planes institucionales para la gestión del riesgo en los centros escolares que permiten forjar una comunidad educativa más preparada.

“La experiencia ha sido gratificante porque nos ha dado la oportunidad de observar detalles que podemos mejor mejorar, además de ver cómo actúan los estudiantes, los docentes y los padres de familia. En este caso, hemos hecho simulaciones con escenarios como temblores e incendios”, indicó Yendri Vindas Rodríguez, educadora y subcoordinadora del Comité Institucional para la Gestión del Riesgo de la Escuela Teodoro Picado Michalsky.

A esta escuela, se suman otros centros educativos como la escuela Náhuatl, el Colegio Técnico Profesional de Upala, los liceos de Canalete y Dos Ríos, la escuela de San Isidro de Yolillal, y los CINDEA de Upala y San Isidro de Yolillal, quienes también han organizado simulaciones como parte del proyecto.

El próximo 22 de marzo, se harán simulacros generales en el centro de Upala con los estudiantes de la escuela Teodoro Picado, la escuela Náhuatl, el CTP de Upala y el CINDEA Upala.