• Personas que alquilan o venden sus bienes se encuentran entre los objetivos principales de los grupos criminales que se dedican a esta actividad ilícita. 

21 de marzo del 2022. Mediante engaños, documentos falsos o trámites ilícitos, grupos criminales han afectado a muchas personas, adueñándose de lotes, casas, fincas y otros bienes, a través del fraude notarial y registral; con el paso del tiempo, las modalidades que utilizan se han diversificado, detalla el Ministerio Público en una nota de prensa.

Así lo advirtió Melissa Lara Rodríguez, fiscala coordinadora del área de Fraude Notarial de la Fiscalía Adjunta de Fraudes y Cibercrimen, quien participó en el programa del Ministerio Público, FrecuenciaMP, que se transmite todos los lunes, a través de Radio Columbia y la página de Facebook de la institución. 

“Es una criminalidad en la que, por lo general, con la ayuda de un notario o a través del engaño a un notario, los criminales logran hacerse con bienes muebles o inmuebles, así como sociedades; entonces, en el Ministerio Público trabajamos en investigaciones dirigidas al entorno legal, a indagar sobre escrituras y traspasos”, apuntó. 

La Fiscala explicó que han detectado que la mayoría de las víctimas son personas adultas mayores que tienen mucho tiempo de no realizar movimientos registrales de sus bienes, o bien, personas extranjeras que adquirieron propiedades, dejaron el país y no ejercen una vigilancia constante del bien. 

Sin embargo, alertó la funcionaria, las tácticas de los criminales se han diversificado y ahora también acechan a personas que ponen en alquiler su propiedad o intentan venderla. 

“Ocurre que se presenta una persona interesada en alquilar la propiedad e incluso se da un contrato de por medio; sin embargo, una vez que los delincuentes tienen posesión del bien, hacen publicaciones en redes sociales para venderlo”, dijo Lara, quien agregó que con ello logran mostrarla a potenciales compradores de buena fe, realizan ventas fraudulentas y, finalmente, terminan afectando al propietario original y al comprador. 

“También sucede que personas ponen en venta propiedades, el criminal aparece y ofrece como pago o garantía otra propiedad, incluso utiliza la modalidad de donación, y después de que la víctima hace el traspaso, se da cuenta de que el dinero del pago nunca llega”, además de que la propiedad ofrecida en garantía proviene de otro fraude registral, detalló la fiscala. 

Por ello, la especialista recomienda a las personas propietarias de bienes estar vigilantes de los movimientos registrales de estos, consultar su estado al menos cada tres meses en el Registro Nacional de la Propiedad (RNP), averiguar quién es la persona que ofrece comprarlo y si es la verdadera propietaria, además de verificar terceros bienes ofrecidos como garantía o parte de un trato. 

Además, recomendó gestionar ante el RNP un servicio de alerta registral, el cual tiene un costo anual e informa a la persona propietaria si se realiza un movimiento de su bien, para que sea esta quien indique si el trámite es correcto o lo desautorice por tratarse de uno fraudulento. 

Por su parte, indicó, “los notarios deben implementar medidas e instrumentos de seguridad notarial, es importante que su papel, su protocolo y sus tomos estén bajo su rigor; pero también se deben presentar las denuncias si se da el caso de que tienen alguna pérdida, robo o extravío de uno de estos elementos”, dijo. 

La edición completa de FrecuenciaMP así como las restantes recomendaciones que ofreció la fiscala están disponibles en este enlace.