Joven nicaragüense capturado en Costa Rica, ayer lunes luego de al parecer haber asesinado a padre e hijo en San Carlos de Nicaragua, se ensañó con un machete con sus víctimas a las cuales desfiguró el rostro con profundos machetazos y posteriormente huyó a nuestro país.

Según información de medios nicaragüenses la habitación donde cometió el macabro asesinato estaba llena de sangre y las víctimas tenían grandes heridas en rostro y cabeza.

El sospechoso , Adrián Suárez Robleto de 26 años, habría matado a machetazos a Ventura Mejía de 75 años, y su hijo Cecilio Mejía, de 45 en su casa ubicada en el Municipio de San Carlos, Nicaragua.

Los hechos se habrían dado luego de que tanto el sospechoso como sus víctimas consumieron licor y después se dio una discusión acalorada que terminó en tragedia.

Antes de cruzar a suelo tico el presunto asesino, habría agredido a machete a una mujer nicaragüense a la cual le propino varios machetazos que ameritaron enviarla a un centro médico.

El doble homicidio ocurrió el pasado domingo 27 de marzo en la comunidad La cucaracha, del municipio de San Carlos, Río San Juan por lo que se presume que Suárez huyó posteriormente en dirección a Costa Rica.

Pero después de ingresar a suelo costarricense, fue capturado por la Fuerza Pública en la zona fronteriza de San José de Upala.

La información brindada por el Ministerio de Seguridad Pública, indica que el sospechoso se encontraba a las 3:30 de la madrugada en la zona fronteriza de Jomusa, de San José de Upala, con una mujer de apellido Hernández, que tenía varias heridas de arma blanca en su cuerpo.

Suárez habría afirmado a las autoridades ticas, que la mujer era su madre y pidió ayuda para trasladarla a un centro asistencial de esa localidad.

Pero posteriormente la Fuerza Pública se enteró que Suárez, era el sospechoso de haber agredido con un machete a la mujer, en suelo nicaragüense.

La Fuerza Pública también fue informada acerca de que Suárez se dirigía a territorio costarricense, por lo cual se realizó un operativo en San José de Upala, el cual permitió interceptar, a las 07:05 a.m, un automóvil conducido por un costarricense en la entrada al Barrio La Unión.  

A bordo del vehículo viajaba Suárez, quien fue aprehendido por haber ingresado a suelo costarricense de manera irregular, luego de lo cual el caso fue notificado a la Policía de Migración para establecer su condición migratoria. 

Fue así como se logró determinar que el sujeto tenía vencida su cédula de residencia desde el 2016, por lo que su permanencia en suelo costarricense era irregular.