Esto fue lo que dijo la diputada Ivonne Acuña, dos días antes del 01 de mayo,:

«Cuando inicié mi trabajo cómo diputada recuerdo que pensé, wow 4 años me quedan por delante, que Hoy doy gracias a Dios porque salgo con mi cabeza en alto, convencida del honor y privilegio de haber podido ser parte de este grupo de diputados que dimos lo mejor cada día para lograr no solo presentar proyectos de ley pero concretarlos en ley de la República para el bien de nuestro país.

Gracias a todos los miembros de mi equipo que durante estos 4 años y hasta ese último proyecto presentado esta semana trabajaron con pasión.

Gracias a mi familia por su apoyo incondicional, y a todos los que en estos 4 meses han orado y preguntado por mi salud. Espero pronto estar aún mejor.

Se cierra hoy un capítulo, con gratitud en mi corazón y gran esperanza sobre lo que

vendrá en el futuro»

A Acuña se la acusa de haber gastado en un solo día ¢3,2 millones en gasolina, del saldo asignado a los 500 litros de combustible que reciben mes a mes.

Luego de conocer el uso desproporcionado de combustible de la diputada Acuña, en conjunto con la Dirección Ejecutiva, se acordó realizar una investigación para identificar si en este caso se actuó fuera del marco de la legalidad.

Acuña no se presentó al Congreso desde diciembre pasado alegando que tiene una enfermedad crónica.