Cuando faltan escasos días para celebrar el Día Mundial de las Abejas (20 de mayo) una familia sancarleña con más de 15 años de reproducir abejas meliponas o sin aguijón, hace un llamado a los agricultores y al gobierno a proteger estas especie, que son las responsables de la polinización de flores de la mayoría de cultivos.

Especie de abeja melipona

Las abejas son uno de los insectos más importantes en la naturaleza dado que son responsables entre otras cosas, del 70% de la polinización, quizás por ello tienen un día especial dedicado del que os ofrecemos ahora todos los detalles. Conoce ahora qué es el Día Mundial de las Abejas: cuándo es, el origen y cuál es su importancia.

En Esquipulas de Aguas Zarcas, una familia desde hace 15 años reproduce 11 especies de abejas sin aguijón o más conocidas como meliponas. Son especies en peligro de extinción y que con la contaminación ambiental y el uso de plaguicidas han sido diezmadas y decenas de estas especies han desaparecido.

Aquí en el patio de su casa  los esposos Geisel Castillo y Gilberth Alvarado tienen 30 colmenas con sus 11 especies de abejas silvestres. Las han  rescatado  luego de talas de árboles o de deforestaciones para siembra de productos agrícolas como la piña.

Colmenas rescatadas por tala de árboles

Para hacer un buen manejo de la actividad, esta familia ha recibido algunos talleres de expertos de la Universidad de Costa Rica y se han documentado.  Conocen a la perfección cada una de las especies y su nombre científicos.

Una de las mayores preocupaciones de esta familia, es que las especies se están extinguiendo debido al mal manejo de actividades agrícolas. Asegura que han visto como decenas de colmenas  de su apiario han desparecido por el riego plaguicidas de una piñera cercana.

El fin de esta familia no es lucrar con la miel de estas abejas, sino reproducirlas para liberarlas en lugares seguros.

Posee especies como las llamadas: marías seca, chocuano negro, tocano ala dorada, jicote de gata, melipona costarricense, chupojo, atarra,  Mariola, abeja solitaria y culo de señora. Dicen que tienen once de las 42 especies de abejas in aguijón que hay en el país.

Cabe resaltar que este tipo de miel es famosa por su cualidades medicinales. Para cualquier información con esta familia comunicarse al 506 6332 7150

Entre los días que conmemoran la importancia de la naturaleza y el medio ambiente, destacan por ejemplo el Día de la Tierra que se celebra en abril, pero tenemos también otros días importantes pero que son tal vez menos conocidos. Es el caso del Día Mundial de las Abejas que se celebra el 20 de mayo.

El aniversario fue establecido hace solo unos años por la Asamblea General de las Naciones Unidas. De hecho, en octubre de 2017 se decidió celebrar el 20 de mayo el Día Mundial de las Abejas, fecha simbólicamente importante para la apicultura.

Dicha fecha coincide con el nacimiento de Anton Janša (1734-1773), un criador y apicultor esloveno que es recordado principalmente como uno de los precursores de la apicultura racional.

Esta fecha, por tanto, no solo quiere recordar a este importante pionero de las técnicas modernas de apicultura, sino también el importante papel desempeñado por Eslovenia en la promoción de este importante día y la apicultura y las abejas en general.

colmenas

Un mundo sin abejas sería un mundo casi desierto. Durante más de 30 millones de años, la acción de polinización que realizan las abejas ha permitido la reproducción de muchas plantas, manteniendo así el equilibrio de los ecosistemas y preservando la biodiversidad.

Por lo tanto, las abejas son esenciales no solo para la supervivencia de muchas especies de plantas, sino también para nosotros. De ahí que sea tan importante celebrar este día para que todos tomemos conciencia de su función en la naturaleza y en nuestros días.

De hecho, y dado que no es un dato que todo el mundo conozca, más de dos tercios de los cultivos alimentarios están disponibles gracias a la actividad polinizadora de las abejas. Por tanto, estos insectos son fundamentales no solo para la biodiversidad, sino que juegan un papel activo en la restauración de áreas próximas a la desertificación y en la absorción directa e indirecta de dióxido de carbono.

Estos insectos son esenciales para nuestra supervivencia y para el bienestar del planeta, sin embargo, precisamente por el impacto negativo que los seres humanos y las actividades humanas tienen en el medio ambiente, corren el riesgo de desaparecer .

Las abejas corren un gran riesgo por los pesticidas, las enfermedades y el cambio climático.

Se dice que unas 10 millones de colmenas que han desaparecido en 10 años no son números que podamos ignorar fácilmente. En solo treinta años, de 1980 a 2010, la población mundial de abejas y avispas se ha reducido en casi un 40% .

Entre las principales amenazas a las que se enfrentan las abejas, no podemos dejar de mencionar en primer lugar aquellos productos como los pesticidas y los insecticidas, que lamentablemente todavía se utilizan ampliamente en la agricultura. Entre los más infames se encuentran los neonicotinoides , que socavan fuertemente la capacidad de las abejas para orientarse, dificultan el aprendizaje y la reproducción.