Este martes llegaron a Nicaragua, por la frontera de Peñas Blancas, los cuerpos de los cinco compatriotas que fueron asesinados a balazos por tres delincuentes en Huacas de Guanacaste, Costa Rica

Las víctimas fueron Amparo del Socorro Cardoza Orozco, de 55 años de edad; sus hijos Pedro Hernández Cardoza y Miguel Antonio Jarquín Cardoza, de 21; además de su sobrino Jonatán Josué Cardoza Rivas, de 25 años, y José Isidro Orozco Loáisiga.

Información oficial indica que el único sobreviviente es Oniel Rayo Cardoza, quién junto a su madre y su cuñado llegaron al suelo costarricense a realizar diferentes labores. 

Los familiares exigieron justicia a las autoridades costarricenses por el crimen de los cinco nicaragüenses para que el caso no quede en la impunidad; hasta el momento el Organismo de Investigación oficial dictó prisión preventiva para dos de los tres sujetos que perpetraron la masacre. 

Se espera que los cuerpos de los cinco pinolerosn sean sepultados este miércoles en los cementerios de Terranoba y San Dionisio, en Matagalpa.

Casa

Por Radio 580 FM