El avistamiento de un águila harpía ayer en Boca Tapada de Pital, San Carlos por el guía turístico Henry Antonio Loria, atraería decenas de turistas y amantes de las aves para tratar de observar esta imponente ave muy difícil de ver en el país.

Desde hace años Boca Tapada es el sitio ideal para la observación de aves en el país, lugar al que llegan decenas de turistas nacionales y extranjeros para avistar aves de muy variadas especies poco vistas en el resto del territorio nacional

Leonel Delgado funcionario del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) dijo que se cuentan con los dedos de las manos las personas que han logrado ver en el país esta águila, la más grande del continente llegando a medir más de un metro de largo.

Según Delgado, el último reporte de un avistamiento de un águila harpía se dio en el año 2017 en Santa Cecilia de Upala, pero en el pasado han habido reportes de avistamientos en Osa, Tortuguero, Turrialba, algunas zonas de Limón y por supuesta Zona Norte.

Karla Aparicio, investigadora panameña del Águila Harpía ave nacional de ese país, dijo en un zoom live ayer, que el águila visto en Boca Tapada tiene el aspecto de ser un ejemplar subadulto que llegó a la zona Posiblemente de la Reserva Indio Maíz Nicaragua en una actividad de exploración.

Detalla que esta especie se logra reproducir a una edad de cuatro años y medio en promedio.

Aseguró que es una dicha muy grande poder observar esta majestuosa ave.

Henry Antonio Loria el guía que tuvo la dicha de fotografiar el ave contó que todo sucedió ayer jueves 21 de julio cuando llevaba unos turistas a un tour de kajak.

Narra que iban en un vehículo cerca del centro de Boca Tapada y de repente miró en una árbol un ave poco usual por su tamaño, le dijo que al conductor que parara y de inmediato él y los turistas empezaron a tomarle fotos, fue cuado se dio cuenta que era un águila harpía.

El Águila Harpía es considerada una especie en peligro de extinción, debido a la pérdida de su hábitat por la deforestación y a la cacería indiscriminada, pues es considerada por los cazadores un trofeo de caza muy apreciado. Está protegida y regulada por la Ley de Conservación de la Vida Silvestre No. 7317, la Ley Orgánica del Ambiente No. 7554 y el decreto No. 26435-MINAE. Asimismo está incluida en el Apéndice l del Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES).

El macho mide 96 cm. y pesa 4.5 kg., y la hembra 107 cm. y 7.5 kg. Es enorme y de alas cortas y redondeadas, cola relativamente larga y las patas y el pico gruesos y fuertes. 

En los adultos la cabeza es gris pálido, y la cresta es occipital, negra pronunciada y dividida. El manto, el forro de las alas y la lista pectoral son anchas y de color negro y por debajo es blanco con barreteado de color negro en los muslos, los flancos y la región anal. Por encima las alas y la cola son negruzcas y por debajo es gris claro, con banda negras pronunciadas (4 bandas negras en la cola). El iris es café, el pico, la cera y los lores son negruzcas y las patas son amarillentas.