·         Nueva tarifa de Media Tensión B, a la cual se puede acceder si se cuenta con la certificación en la norma internacional 50001, permitiría una rebaja de US$0,04 por kWh, comparado con el uso de Tarifa de Media Tensión.

·         Mejora del desempeño energético, integración de la gestión de la energía a la práctica del negocio, y mejora continua de la eficiencia energética que aumenta la competitividad de las organizaciones, son algunos beneficios de implementar y certificar la norma internacional ISO 50001.

22 de agosto, 2022. Las empresas instaladas en la Zona Norte del país y que cuenten con la certificación en la norma internacional ISO 50001, y que cumplan algunos requisitos adicionales, pueden optar por una disminución en su facturación eléctrica.

Jaime Restrepo, consultor asociado de la firma TAMA Adv.,explicó que, a finales del año anterior, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), aprobó a Coopelesca una modificación en su estructura tarifaria, la cual rige desde enero del 2022.

“Este cambio trae consigo una nueva Tarifa de Media Tensión B o Tarifa T-MTb. De acuerdo con la aprobación, esta será de US$0,11 centavos por kWh. Las empresas que puedan optar por esta nueva tarifa, tendrán una disminución de US$0,04 por kWh, ya que la Tarifa de Media Tensión aprobada, en donde la gran mayoría de negocios está ahora, es de US$0,15 por kWh para el 2022 y 2023”, comentó Restrepo.

Añadió que la Tarifa de Media Tensión B, es una tarifa industrial preferencial. Esta tiene como objetivo impulsar la reactivación de la economía y generar empleo mediante la atracción de empresas con grandes consumos de electricidad. Al mismo tiempo, busca ofrecer condiciones competitivas a las que ya están instaladas en el país y cumplen con una línea de requisitos.

De acuerdo con Restrepo, para que las empresas ubicadas en la Zona Norte del país puedan solicitar que se les aplique esta nueva tarifa, tienen que cumplir varios requisitos. Entre ellos, contar con la certificación de eficiencia energética ISO 50001 o que en los últimos 12 meses hayan consumido, en promedio, 1 millón de kWh o más. Así como 2 megas de potencia mensual.

“En el caso de la certificación ISO 50001, lo que busca es permitir a cualquier tipo de organización, independientemente de su tamaño, establecer procesos para mejorar continuamente su desempeño energético. Esto incluyendo la eficiencia energética, el uso y el consumo de energía”, explicó Restrepo.

En este sentido, añadió, la implementación de la norma internacional ISO 50001 puede ayudar a las empresas de San Carlos a aprovechar aún más la aprobación de la nueva tarifa T-MTb. Esto porque, además de cumplir uno de los requisitos para optar por la nueva tarifa, la implementación de la norma internacional les permitirá a las empresas a tener procesos internos que mejoren su eficiencia energética, provocando que, gracias a estas mejoras, el ahorro en los recibos eléctricos sea aún mayor.

“Esto, además, ayudaría mucho a impulsar la atracción de inversión a la Zona Norte, generando mucho mayor empleo dedebido a que las empresas podrán reducir el pago que realizan en su servicio eléctrico”, comentó Restrepo.

Agregó que, además, las organizaciones que cuenten con la certificación en la norma internacional ISO 50001, pueden obtener beneficios adicionales.

Entre ellos están mejora del desempeño energético (beneficio económico), integración de la gestión de la energía a la práctica del negocio. Además de mejora continua de la eficiencia energética, la cual permite mayor competitividad de las organizaciones (reducción de costos fijos). Y contribuye al cambio climático mediante la reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero relacionados con la energía.

“Una empresa que implemente y certifique la norma internacional ISO 50001 y asegure su cumplimiento en el tiempo, y que paralelamente aplique la mejora continua, logrará ver resultados de ahorro significativos en el corto plazo. En la mayoría de los casos, el retorno de la inversión se genera en menos de 6 meses”, indicó el experto.

Ejemplo de reducción en la tarifa eléctrica

Restrepo puso el siguiente ejemplo de cómo una organización se puede ver beneficiada con la implementación y certificación de la norma internacional ISO 50001.

Señaló que una organización que registre consumos de energía y demanda de potencia promedio de 140000 kWh y 840 kW en periodo valle, 70000 kWh y 750 kW en periodo punta, 100000 kWh y 700 kW en periodo noche, con la tarifa actual T-MT de Coopelesca, podría pagar mensualmente en facturación eléctrica 32.603.278,17 de colones.  

En este sentido, si la organización certifica su Sistema de Gestión de la Energía basado en la norma internacional ISO 50001, podría optar por la tarifa T-MTb, ya que se le excluye de la condición de consumo mínimo de energía y potencia. Con el cambio de Tarifa, la facturación para el mismo escenario mencionado anteriormente bajaría hasta los 24.091.66,84 de colones. Esto implicaría un ahorro de 8.512.011,33 de colones.

“Aquellas organizaciones que tengan un alto consumo energético, la implementación y certificación de los sistemas de gestión de la energía (SGEn) les traerá enormes beneficios económicos. Estos podrían, por ejemplo, ser utilizados para mejoras en la organización, invertirlos en algún proyecto, o simplemente gestionarlo como un ahorro sobre el cual beneficiará evidentemente sus Estados Financieros”, concluyó Jaime Restrepo, consultor asociado de TAMA Adv.

Con el fin de ampliar más este tema, TAMA Advisors estará realizando un Webinar en el cual explicará los beneficios de esta certificación para las organizaciones de la Zona Norte. El evento se realizará en la plataforma ZOOM el día 22 de agosto a las 9:00 am. Los interesados por favor enviar un correo info@tamaadv.com y dejar sus datos para ser contactados posteriormente.