• Envía condolencias a familia de fallecidos en accidente de Cambronero

• Constató en sitio los daños de cientos de familias en Desamparados

• Gobierno evalúa declarar emergencia si persisten condiciones de peligro.

El presidente de la República, Rodrigo Chaves, envió un abrazo solidario y sus sinceras condolencias a las familias que perdieron a seres queridos en el grave accidente provocado por un deslizamiento en la ruta de Cambronero, que comunica a San Ramón con Esparza. Además permanece atento a la información sobre el rescate de más de 30 costarricenses desaparecidos.

Así mismo, visitó la zona más afectada por las inundaciones en Desamparados donde cientos de familias tuvieron que ser evacuadas debido a la fuerte afectación causada por las intensas lluvias que han golpeado la zona en la últimas horas.

“Es realmente triste y preocupante esta situación en la que muchas familias pierden sus pertenencias, por eso vengo a constatar los daños, a solidarizarme con los costarricenses perjudicados y a procurar la mayor ayuda posible para aliviar su situación”, dijo el presidente Chaves en el lugar.

Con el agua y barro hasta las rodillas, Chaves entró hasta una de las casas en peligro de ser arrasada por una cabeza de agua a rescatar a una señora quien se negaba a salir por temor a perderlo todo.

El presidente, afortunadamente, logró convencerla de dejar su vivienda para buscar un lugar seguro donde refugiarse. 

El mandatario hizo un vehemente llamado a los  costarricenses para que extremen las medidas de precaución ante el recrudecimiento de la época lluviosa que afecta una buena parte del territorio nacional.  A causa de los intensos aguaceros hay cierre de vías y peligro de avalanchas, deslizamientos y cabezas de agua. 

El gobierno y la Comisión Nacional de Emergencias se mantienen atentos al desarrollo de los acontecimientos y, según cómo evolucionen, podría decretarse alerta nacional.