Ante la gravedad de los acontecimientos causados por las intensas lluvias que afectan al país, el presidente de la República, Rodrigo Chaves Robles, tomó la decisión de cancelar definitivamente su gira a Nueva York donde ofrecería un discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU). 

“Como presidente de los costarricenses siento la obligación de quedarme a atender la emergencia, procurando acciones y recursos suficientes que permitan atender las enormes afectaciones materiales y humanas, incluyendo el acompañamiento a las familias de los nueve compatriotas que lamentablemente perdieron la vida en el accidente de Cambronero”, enfatizó el mandatario tras anunciar su decisión. 

Chaves dijo que el país estará muy bien representado en la cita de la ONU por la primera dama, Signe Zeikate,  el canciller, Arnoldo André, la ministra de educación, Katherina Müller y el ministro de Comercio Exterior, Manuel Tovar. Esta delegación costarricense atenderá todos los compromisos del Presidentepreviamente concertados como parte de la gira a los Estados Unidos.

En las siguientes horas, Chaves tratará de concretar varias ofertas de ayuda excepcional para atender la emergencia, incluyendo donaciones millonarias de la embajada de los Estados Unidos y del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) entre otros. 

Así mismo, coordinará las acciones de ayuda de la Comisión Nacional de Emergencia, del Ministerio de Transportes, de Acueductos y Alcantarillados y de otras instituciones que están atendiendo la emergencia nacional.

“Lo más importante para mí como presidente es restablecer el bienestar de los compatriotas afectados, trabajar para garantizar la seguridad en nuestras vías nacionales y concretar las acciones de ayuda a las cientos de familias afectadas. Nada es más urgente que eso”, declaró el presidente Chaves al ratificar su decisión de no salir del país. 

Además, el mandatario decretó tres días de duelo nacional en solidaridad con las familias que perdieron a sus seres queridos.