El ex magistrado Celso Gamboa dijo en su página de facebook que se pongan en contacto con él, para darle servicios de defensa grutuitos si algún vecinos de Matina es acusado por matar al cocodrilo que atacó al niño Julio Otero hace más de un mes.

«Entre limonenses nos tenemos que ayudar» dice Gamboa.

Esto se da luego que el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) se refirió al cocodrilo decapitado en Cuatro Millas de Matina, Limón.


De acuerdo con la institución indicó que el proceso que se realizó es ilegal e infringe la Ley de Conservación de la Vida Silvestre N.° 7317, la cual en su artículo 93 dicta: “Quien cace fauna silvestre o destruya sus nidos, sin autorización del Sistema Nacional de Áreas de Conservación, será sancionado en la siguiente forma:


– Con pena de prisión de uno (1) a tres (3) años cuando sea animal en peligro de extinción o poblaciones reducidas.
– Con pena de multa de diez (10) a treinta (30) salarios base o pena de prisión de seis (6) meses a un (1) año en perjuicio de animales que no se encuentren en peligro de extinción o con poblaciones reducidas”, expresa la norma.
Esta última sería la que se aplicaría en el caso de la muerte de este reptil que fue descuartizado en un playón que se ubica a la orilla del cauce.