Organización describe el ambiente laboral en algunas piñeras de la Zona Norte y bananeras de Caribe de explotación, con salarios por debajo del mínimo, jornada extensas, exposición a agroquímicos y prohibición sindical

Detallan que algunas empresas piñeras pagan a certificadoras internacionales para les emitan certificaciones de aparente armonía con el ambiente y trato justo a los empleados, pero no es así.

Dos representantes de la organización alemana Oxfam, Confederación integrada por 19 países, Steffen Vogel y Tim Zahn estuvieron en el país para analizar las situación de los trabajadores en las empresas piñeras y bananeras y dieron el pasado lunes una conferencia de prensa con representantes de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP).

De acuerdo a los funcionarios certificaron lo que ya conocían, sobre la explotación laboral y violación de los derechos humanos en algunas plantaciones de producción de piña y banano en el país.

Denuncian explotación laboral, con jornadas laborales de más de 15 horas, salarios muy debajo del mínimo, no pago de seguro, aguinaldo y demás prestaciones. Exposición a plaguicidas, empresas que contratan contratistas fantasmas para no pagar salarios mínimos y derechos laborales, amenazas de despide si buscan sindicalizarse, entre otros.

Asimismo denuncian de empleados migrantes por medio de empresas contratistas que les pagan salario por debajo del mínimo y sin seguro ni demás derechos laborales. Cada vez que llega un representante del Ministerio de Trabajo, estos empresarios esconden a los trabajadores para decir que todo camina bien.

Aseguran que han notado que las llamadas certificaciones internacionales que pagan empresas píñeras y bananeras, no son más que un maquillaje, ya que el fondo no respetan nada de lo que se les pide y los consumidores en países europeos, adquieren estos productos pensando en que dichas empresas no violan los derechos humanos o no contaminaban el ambiente.

Oxfam se trata de una confederación internacional formada por 19 organizaciones no gubernamentales que realizan labores humanitarias en 90 países del orbe y cuyo lema es trabajar con otros para combatir la pobreza y el sufrimiento.

Steffen Vogel y Tim Zahn de Oxfam

Steffen Vogel de Oxfam, dijo que no vienen a Costa Rica para entrometerse en la política estatal, pero sí para que en su país se conozca cómo se explota a esos trabajadores de las piñeras o bananeras laboralmente para que la fruta llegue hasta los supermercados europeos.

Según Vogel el próximo año en Alemania las cadenas de suministros de frutas y vegetales, específicamente, deberán mejorar los tratos con los proveedores de dichos productos y, en caso de demostrarse que son comprados a explotadores laborales, serán sancionados.

Tim Zahn de Oxfam, dijo que los resultados de su trabajo no les sorprenden, ya que no es la primera vez que vienen al país y descubren esto, pero tampoco terminan de entender por qué no se avanza en mitigar la fractura a los derechos de los trabajadores.

De acuerdo con Zahn los supermercados alemanes también tienen una responsabilidad para con los derechos laborales, también cuando la empresa usa un contratista, no puede evadir tal responsabilidad”, concluyó Zahn.

Contratistas y empresa escoden trabajadores cuando llega inspector laborales

Oxfram es es on confederación internacional formada por 19 organizaciones no gubernamentales que realizan labores humanitarias en 90 países del orbe y cuyo lema es trabajar con otros para combatir la pobreza y el sufrimiento.

Albino Vargas, secretario de ANEP, dijo que las instituciones del gobierno deben actuar ante estos graves casos de violación de los derechos humanos que se dan en estas empresas.

Recalcó que en el caso de la Zona Norte han recibido denuncias de empresas piñeras que trabajan con dinero del narcotráfico, mientras otras cumplen con sus obligaciones.