Los Colegios Científico y privados acaparan los mejores promedios de ingreso a la Universidad de Costa Rica (UCR), tal como se desprende de la lista dada a conocer ayer por esa casa de enseñanza superior

De los 20 mejores promedios de ingreso a la UCR para el 2023, hay 9 que son de colegios privados, 6 de científicos y cinco de colegios públicos.

Cabe señalar que de la Región Huetar Norte (Zona Norte) sólo figura una estudiante del Colegió Regional de San Carlos (COTAI), entre los mejores 20 promedios de admisión a la UCR. Los mejores promedios lo acaparan colegios privados y científicos del Valle Central

Lo anterior, podría se interpretado como una muestra más del deterioro de la calidad de la educación pública que se ha dado en los últimos años. A esto se suma las interrupciones educativos por huelgas y pandemia.

Se puede ver que cada vez es mas grande la brecha de la calidad de la educación privada con respecto a la publica. Los jóvenes de escasos recursos tienen menos posibilidades de ingresar a nuestras universidades públicas por la deficiencia en la educación, poco acceso a las tecnologías y planes de estudio.

Contrario, los jóvenes egresados de colegios privados o de los colegios científicos, esta última sólo un grupo muy limitado puede ingresar, aquí reciben una educación más completa y sin interrupciones como en el sistema público.

Por consiguiente los estudiantes de mayores recursos y egresados de colegios privados pueden optar por las carreras con mayores opciones laborales donde se piden un promedio de admisión alto como es el caso de la ingenierías, no así la de los privados.

Hay otros factores que influyen en las desventajas educativas entre centros académicos, como el acceso a las tecnologías, brechas digitales, ubicación de los centros en zonas rurales o urbano-marginales y la constante suspensión de lecciones por huelgas, COVID entre otras.

Según el coordinador académico del Programa Permanente de la Prueba de Aptitud Académica (PAA) del Instituto de Investigaciones Psicológicas (IIP), Guaner Rojas, dio al medio UNIVERSIDAD que se han hecho modificaciones como reducción de la cantidad de preguntas y el cambio del orden de la prueba, de modo que, en vez de dividir el examen de admisión por tipo de ítem, ahora se comienza desde el más fácil hasta el más difícil. También hubo una reducción en la cantidad de opciones de respuesta en cada punto, pasando de cinco a cuatro.

Según detalla el académico a pesar de que la brecha existente entre colegios públicos y privados se redujo en 2020, las diferencias que existen siguen siendo muy grandes, al punto de que, al elegir un estudiante al azar de un colegio público y otro de un centro privado, hay aproximadamente un 74% de probabilidades de que este último sea quien tiene una calificación más alta, explicó el coordinador de la PAA.