Dictadura Ortega Murillo  se burla de los 222 presos políticos desterrados y a la vez exaltan mano dura del depravado régimen.

“La cumbia del avión que va lleno de traidores, se bajó uno” dice la letra de la canción en alusión a los desterrados y a Monseñor Rolando Álvarez.

La letra de la canción dice: “se creían intocables allá en el 2018, pero su golpe de estado se les cayó poco a poco”. 

Con esta pieza la dictadura busca mantener los ánimos entre su raquítica militancia, como el tema en el que aseguran que el embajador de Estados Unidos habla “miércoles” y que lo puede hacer estando afuera, porque se pasea en los pasillos de la casa blanca.

De acuerdo al medio 100% Noticias la nueva cumbia, que aparentemente es cantada por Gustavo Leyton, afirman que los que ellos llaman golpista y traidores a la patria “se creían gringos hablando por sus patrones, pero hasta los mismos gringos ya saben que son ladrones”.

El odio del régimen lo lleva a recurrir a recursos tan burdos para poder animar a sus bases y en este caso hacerles creer que la “liberación” de los presos políticos no fue una derrota para ellos, sino una victoria.

“Jodieron a Nicaragua y a nuestra Revolución, pero viene el comandante y los montó en el avión”, cantan en el tema, olvidando que los presos políticos ahora gozan de la libertad en un país que los acogió sin ningún tipo de miramientos.

“Podrán decir lo que quieran pero en el suelo patrio se respeta mi bandera”, expresa  la letra de la canción.