En tiempos del COVID sale a relucir lo peor del ser humano: su ignorancia y hasta odio a los enfermos

Editorial

“Bienaventurados los hospitales hospitalarios que reciben, curan y cuidan al enfermo como a sus amos y señores” (San Camilo).

Con el agravamiento de la pandemia en la Zona Norte se ha develado lo más negro y mezquino del ser humano: el egoísmo, la ignorancia y un profundo rechazo a los enfermos,  de dimensiones bíblicas como a los leprosos.

Egoísmo puro e ignorancia, más peligrosa que el mismo virus, y hasta politiquería, en el momento menos indicado, cuando está en juego la salud de nuestro seres queridos, la salud humana sin distinción de raza o credo.

Pena da estas manifestaciones de camioneros y vecinos, protestando por el establecimiento de un centro de recuperación del COVID en una comunidad, como si el enfermo fuera basura contagiosa o radioactiva.

Otra comunidad enardecida y alentadas por un político, protesta  y manda al gobierno a instalar estos sanatorios o centros de aislamientos COVID temporales, lejos de las zonas turísticas, a la frontera dice.  Disque aleja el turismo y lo sepulta.

-Que se lo lleven a la frontera, los cantones más pobres del nuestro país, a los Chiles o a Upala, pero aquí, en San Carlos no queremos enfermos que alejen la “gallina de los huevos de oro”, allá que importa, de por sí, esos ya están jodidos, pero eso no es responsabilidad nuestra, es el mensaje que trasmiten.

-Pueden ser nuestro enfermos, nuestros familiares o los nicaragüenses, pero no los queremos aquí, porque nos alejan los clientes, primero nuestros negocios, segundo la vida, el dolor y la angustia de sus familiares.

En momento de emergencia, cuando urgen centros como estos, que a Dios gracias, el país tiene recursos y ha recibido ayudas para establecerlos y evitar un contagio mayor de los enfermos, surgen estas protesta que erróneamente tratan de hacer ver que estos albergues con focos de contagio comunal o centro de alcahueteria para albergar a migrantes enfermos.

Falta de sentido común. Algunos prefieren  los enfermos deambulando que en centros de aislamiento, para evitar los contagios. Otros, resentidos porque no se le tomó en cuenta, como si la salud fuera un asunto de si me parece o no.

En momentos cuando debemos estar más unidos para enfrentar la pandemia, surgen todo tipo de sentimientos y deseo de buscar culpables. Porque lo que importa es estar bien yo, -que importa los demás.

Buscar soluciones como Zona Norte

Es hora de buscar soluciones en conjunto como Zona Norte que somos y que estamos siendo embestidas por la pandemia de frente. No es tirándole los enfermos a un cantón y otro y pensando en sacar mi mayor tajada con mi actividad económica, y los demás sectores que se entierren. Sino dando lo mejor de cada uno. Primero superar el riesgo que hoy más que nunca estamos expuestos por el aumento de casos en la zona, luego luchar por levantarnos económicamente.

Recordar a las poblaciones que estos son centros de aislamientos seguros, atendidos por profesionales de primera línea. No son hoteles donde los enfermos puedan salir como pedro por su casa. Un logro que exista uno en su comunidad para tratar los enfermos.

La enfermedad puede llegar en cualquier momento a cada uno de nosotros y nadie le gustaría sentir el rechazó por una condición biológica en la estamos expuestos todos.

No es vociferando y maldiciendo a los migrantes  y culpando al gobierno, a los empresarios, como vamos a salir de esta. Tenemos un problema latente, que es el ingreso de indocumentados nicaragüenses. Hay que proteger la fronteras, de la entrada de estos, para no ocasionar un mal mayor.

Manifestar humanismo , a la altura de una nación civilizada como la nuestra. Los migrantes son seres humanos y los que logran ingresar enfermos merecen la atención humanitaria debida.

Ayer la Diócesis de Ciudad Quesada, alzó la voz por las estas poblaciones: “Por caridad cristiana, quienes sufren de manera directa esta enfermedad, deben ser atendidos, de acuerdo a su dignidad de personas. De ninguna manera podemos jugar con el honor de las personas en virtud de alguna condición por enfermedad y tampoco por su nacionalidad, detallán.

La enfermedad es una situación de debilidad y agotamiento, en la que el enfermo sufre el abandono de su fuerza vital. Todo enfermo es una persona que va camino de la muerte, detalla los textos bíblicos, por lo tanto, la compasión y la misericordia debe privar

8 comentarios en “En tiempos del COVID sale a relucir lo peor del ser humano: su ignorancia y hasta odio a los enfermos

  1. Que publicación tan falta de información. En Pocosol nadie está en contra ni de los albergues ni de que se atienda al necesitado. Es simple por muchascrazones de comercio, salud no se quiere algo así en el centro de población. Antes de dar un comunicado o infórmese bien para que sea un profesional y no un chismoso más.

    Me gusta

  2. Cierto, la actitud de la población no ha sido la mejor, pero esta ola pandémica incrementada por el ingreso masivo de Nicas infectados es una gran amenaza a la salud de todos muy especialmente a los más vulnerables de nuestras familias, se trata de un riesgo de muerte muy grande para nuestros seres queridos.
    En mi opinión para una mejor contension los albergues deben estar cerca de la frontera y enviar a todos los extranjeros hacia allá, y para esto pedir ayuda internacional (ONU.)
    Si esta avalancha llega al área metropolitana será un caos y no habrá hospitales ni unidades de cuidados intensivos que den abasto, se perderían muchas vidas de seres queridos, todo por culpa del gobierno de Nicaragua y la incompetencia del nuestro con el problema migratorio en la frontera..

    Me gusta

  3. Excelente, apoyo total ,estamos en tiempos proféticos y ahí es donde debemos demostrar si realmente seguimos las escrituras sagradas .Bendito sea Dios

    Me gusta

  4. Yo sinceramente pienso igual que uds esos centros o albergues siento que son meramente cuidados x expertos.
    Además debemos tener empatía ante la situación que pasan otras personas.

    Me gusta

  5. Yo sinceramente pienso igual que uds esos centros o albergues siento que son meramente cuidados x expertos.
    Además debemos tener empatía ante la situación que pasan otras personas.

    Me gusta

  6. Respecto al anterior comentario de esta persona que se rasga las vestiduras quisiera verlo si hacen o por lo menos ofrecer su casa para que esos enfermos los atiendan en su casa 🏡 no son leprosos ni nada por el estilo son seres humanos pero si debemos tener cuidado con el lugar donde quieran curarlos y no centros de población y si tanto pelea por que no se los llevan a San José… Digo yo.

    Me gusta

  7. lo que aleja el turismo son san carleños diciendo que el matrimonio igualitario es el fin de la humanidad, negandose a los centros de enfermos del COVID, claramente San Carlos tiene una deuda historica en la educación de su gente, parecen centroamericanos no costarricenses.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s