Pandemia ha venido a aumentar la xenofobia de ticos contra nicaragüenses dice medio español, “El País” hoy

“La pandemia ha hecho aún más evidente la desigualdad socioeconómica y la discriminación de la población migrante de Nicaragua en su país vecino” El País.

“La pandemia ha venido a aumentar la xenofobia, lo cual es evidente sobre todo en redes sociales. Sin embargo, ciertas acciones, declaraciones y discursos del Gobierno han también ayudado a reforzar esta discriminación. Aun así, el Ministro de Relaciones Exteriores de Costa Rica afirmó que “es sumamente peligroso que bajo una emergencia sanitaria como la actual los sentimientos de xenofobia se incrementen”, detalla el medio español El País, un artículo internacional

Según el medio La xenofobia ha sido una realidad para los nicaragüenses en Costa Rica por muchos años. “Cuando estaba buscando un lugar para vivir, un tico [costarricense] me dijo que era mejor si otra persona tica llamaba por teléfono al apartamento que me interesaba, si no iban a saber que soy nicaragüense y no me atenderían” afirma Leticia (nombre ficticio) quien llegó a Costa Rica luego de ser perseguida en el contexto de la crisis sociopolítica del 2018 y aún espera una respuesta sobre su solicitud de refugio.

El medio señala que pesar del nivel de discriminación que experimentan los nicaragüenses en Costa Rica, su trabajo es fundamental para la economía del país. Así lo reconoció el mismo Ministro de Relaciones Exteriores “muchas de las actividades comerciales y empresariales que se realizan en Costa Rica dependen de mano de obra nicaragüense desde hace muchos años” dijo. Por otro lado, alrededor del 20% de las remesas en Nicaragua provienen de Costa Rica, la segunda fuente de remesas más importante después de los Estados Unidos.

El señala que a inicios de julio, el Ministerio de Salud confirmó la transmisión comunitaria en Costa Rica. El número de contagios más alto por día hasta la fecha es de 375 personas. Al 8 de julio había 5836 casos confirmados. El 30% de ellos corresponden a personas extranjeras. Cerca del 47% de los casos de covid-19 en población extranjera son de personas en situación irregular en el país.

“En Costa Rica, la proporción del valor agregado producido por las personas inmigrantes es superior a su proporción entre la población costarricense, según la OCDE. La mayoría de estas personas son de origen nicaragüense. Al igual que en otros países, la pandemia ha hecho aún más evidente la desigualdad socioeconómica y la discriminación que existe en contra de la población nicaragüense que habita en Costa Rica, a pesar de la interdependencia que existe entre ambos países y el papel fundamental que los nicaragüenses desempeñan en la economía del país”, detalla el informativo.

Asimismo selaña que Costa Rica es el principal destino para las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas nicaragüenses. En el país viven alrededor de medio millón de nicaragüenses que representan más del 75% de la población extranjera en el país. La mayoría cruzaron la frontera en busca de mejores oportunidades económicas y de vida, sin embargo, desde abril del 2018, como consecuencia de la crisis política, la represión y la persecución hacia opositores al régimen de Daniel Ortega y su esposa —quien también es vicepresidenta del país— Rosario Murillo, cerca de 100.000 nicaragüenses han llegado a Costa Rica en busca de protección internacional.

El medio señala que desde abril del 2018 cerca de 100.000 nicaragüenses han llegado a Costa Rica en busca de protección internacional

“Se han incrementado de manera considerable las dificultades económicas para solventar necesidades básicas (pago de vivienda, alimentación y artículos de higiene) y por ende la necesidad de brindar ayuda humanitaria (…) Emocionalmente, la ansiedad, depresión, la ideación suicida, la violencia, así como la muerte por covid-19 de familiares de las personas desplazadas que se encuentran en Nicaragua son las principales necesidades detectadas” afirmó Marisol Matamoros de la organización RET internacional.

Semanas atrás, hubo un incremento significativo de casos de covid-19 en fincas dedicadas a la siembra y exportación de piña, yuca y otros productos agrícolas en la zona norte del país. Estas empresas contratan a personas nicaragüenses en condición irregular a quienes explotan, violan sus derechos y viven en condiciones de precariedad y hacinamiento. A pesar de la responsabilidad de los empresarios, Laura Bonilla, representante de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexo) y dueña de dos de las empresas clausuradas quiso culpar a las personas nicaragüenses de la situación afirmando a un medio local que “el gran problema es la migración de enfermos nicaragüenses”, señala el medio.

Ver artículo completo aquí: https://elpais.com/elpais/2020/07/09/migrados/1594279455_269466.html?fbclid=IwAR3Q1ILCNGhet68FSXwzYAiEpeqelozQ3X8Qs89ZJhztpvvQuZa8Ny8TOl4

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s