Con una donación de 2 mil árboles, China se une a proyecto de Costa Rica para reforestar la zona norte

 • Presidente de la República y Embajador de China en nuestro país plantaron el primer árbol del Bosque de la Amistad entre China y Costa Rica, en el marco de la iniciativa “Huella del Futuro”. 

 • Ubicado en los terrenos del CTP de Los Chiles, bosque contará con un innovador diseño circular, inspirado en la cultura china. 

 • Organizaciones lideradas por mujeres darán mantenimiento a los árboles sembrados, durante cinco años, para garantizar su supervivencia. 

Los Chiles. Con la convicción de que las soluciones basadas en la naturaleza son clave para asegurar el desarrollo sostenible y combatir el cambio climático, China se unió este miércoles al proyecto costarricense para reforestar la zona norte del país, con una donación inicial de 2 mil árboles.

En un acto llevado a cabo en el Colegio Técnico Profesional (CTP) de Los Chiles, el presidente de la República, Carlos AlvaradoQuesada, plantó de manera simbólica junto al embajador de la República Popular China en Costa Rica, Tang Heng, el primer árbol del Bosque de la Amistad entre China y Costa Rica.

Junto al mandatario sembraron también las primeras especies, la vicepresidenta de la República, Epsy Campbell; la ministra de Educación, Giselle Cruz; la ministra de Ambiente, Andrea Meza Murillo, el alcalde de Los Chiles, Jacobo Guillén; el director del Fondo Nacional para el Financiamiento Forestal (FONAFIFO), Jorge Mario Rodríguez; y la representante residente auxiliar del Programa de Naciones Unidas (PNUD) en Costa Rica, KryssiaBrade. 

El bosque, que forma parte de la iniciativa “Huella del Futuro”, estará ubicado en los terrenos del CTP y contará con un innovador diseño circular, propuesto por un equipo de profesionales en ingeniería forestal de la Fundación Banco Ambiental (FUNBAM), inspirado en la cultura china, con base en el algoritmo de Nelderque permitirá la siembra de diferentes especies forestales y nativas. 

A lo largo de una decena de circunferencias del nuevo Bosque de la Amistad entre China y Costa Rica, se podrán apreciar especies como ceiba, café, plantas medicinales, corteza amarilla, roble sabana, jacarandas, laurel, almendro, guanacaste, entre otras, que ofrecerán biodiversidad, resiliencia al ecosistema y un alto valor educativo. 

La contribución de la República Popular China acerca cada vez más a cumplir la meta de sembrar 200 mil árboles endémicos, florales, frutales y maderables, en nueve cantones de la zona norte, de cara a la celebración del Bicentenario de Independencia, y a su vez contribuye a la meta nacional de aumentar al 60% la cobertura forestal para el año 2030.

“Agradecemos a la República Popular China por sumarse a la iniciativa Huella del Futuro y unirse así a los esfuerzos de nuestro país para forjar las bases de un futuro más sostenible, inclusivo y resiliente para todas las personas y el planeta”, aseguró el presidente de la República, Carlos Alvarado.

Por su parte, la vicepresidenta Epsy Campbell, quien además es la gestora de esta iniciativa, recordó que “Huella del Futuro nació con el objetivo de dejar una huella sostenible imborrable y con la necesidad de lograr una recuperación económica inclusiva tras el impacto de la pandemia por COVID-19”. 

Explicó que, a diferencia de otros programas de reforestación, “Huella del Futuro” destaca en sus esfuerzos por buscar lasupervivencia de todos los árboles sembrados al darles mantenimiento por cinco años, una labor desarrollada mayoritariamente por organizaciones lideradas por mujeres. 

“Agradezco a la República Popular China que ha dicho sí a este proyecto y con ello no solo contribuir a los esfuerzos ambientales del país, sino al empoderamiento económico y liderazgo de cientos de mujeres que hoy cuidan nuestros bosques”, aseguró. 

Según datos de FONAFIFO, además de la reforestación, esta iniciativa contribuye a la generación de aproximadamente 200 empleos directos y 700 personas beneficiarias indirectas.

La ministra de Ambiente y Energía, Andrea Meza, destacó que “desde el MINAE nos sentimos profundamente honrados en contribuir con nuestras instancias en esta iniciativa. El aporte de gobiernos como el de China -especialmente en el contexto de ser presidencia de la COP15 de la Convención sobre Diversidad Biológica, a realizarse en Kunming en los próximos meses- es de gran relevancia”.

Asimismo, recordó que la contribución de sector privado, organismos internacionales y sociedad civil, son vitales para continuar esfuerzos como el programa Huella del Futuro, donde se generan mejores condiciones a comunidades vulnerables y empleos verdes a través de soluciones basadas en la naturaleza.

Cada vez más cerca.  La iniciativa Huella del Futuro(www.huelladelfuturo.cr), lanzada en octubre anterior en San Carlos para reverdecer la zona norte de Costa Rica, ha contado con el apoyo de más de 176 personas que han donado su huella individual, así como empresas e instituciones, que se traduce en un total de $49.380 USD y 3.292 árboles donados. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A ello se suman unos 120.000 árboles que están siendo aportados por el Fondo de Desarrollo Verde y que aún requieren financiamiento para cubrir el trabajo de mantenimiento de los 4 años subsiguientes al proceso de siembra.

 

FONAFIFO y la Fundación Banco Ambiental (FUNBAM) son aliados fundamentales del proceso y para ello cuentan con el apoyo técnico y financiero de la Iniciativa Finanzas para la Biodiversidad (BIOFIN) del PNUD. La Unión Europea (UE) y el Gobierno Federal Alemán en coordinación con la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD), a través del Fondo de Desarrollo Verde para la región SICA, han sido de los primeros socios en sumarse al proyecto.

 

“Nos enorgullece acompañar este proceso que busca una reactivación económica verde, justa e inclusiva. Huella del futuro es un ejemplo de iniciativa multi-actor, en donde se materializa y refleja la importancia de las alianzas público-privadas, en aras de avanzar, de manera firme y decidida, hacia el desarrollo sostenible”, señaló Kryssia Brade, representante residente auxiliar del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.


Brade resaltó que “en un mismo proyecto se vinculan las dimensiones ambiental, social, económico, educativo y cultural, y se fortalece la autonomía económica de las mujeres, y a su vez se asegura un mejor futuro a las generaciones venideras”.

 

Aún quedan 76.708 árboles para llegar a la meta. Todas las personas, empresas, organizaciones que quieran ser parte del proyecto pueden realizar sus donaciones a través de www.huelladelfuturo.cr

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s