Ganadería, agricultura, música y cocina tradicional definen identidad cultural sancarleña

  • Centro de Patrimonio Cultural presentó resultados del Inventario Cultural San Carlos 2021 con el apoyo de la municipalidad del cantón
  • Información recopilada servirá, entre otros usos, para realizar una guía turística
  • Usuarios podrán acceder a la información en las páginas web de la Municipalidad de San Carlos y de Sicultura, del MCJ

San Carlos, 9 de diciembre de 2021.  El día de hoy, el Centro de Patrimonio del Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ), presentó en el salón de sesiones de la Municipalidad de San Carlos, los resultados del inventario cultural realizado durante este año. Participaron Sylvie Durán Salvatierra, ministra de Cultura y Juventud, Loida Pretiz Beaumont, viceministra de Cultura y Karol Salas Vargas, vicealcaldesa de San Carlos.

“Muy complacidos culminamos un nuevo inventario cultural, de 14 que hemos hecho desde 2013 en varios cantones del país. En esta ocasión en la rica tierra sancarleña, que ofrece, no solo hermosos parajes naturales, sino también una gran riqueza cultural ligada a su campo, a sus tradiciones e identidad, riqueza cultural que, puede y debe potenciar nuestra oferta turística, los emprendimientos y encadenamientos que permitan mayores oportunidades para las personas sancarleñas. Esta es información estratégica abierta para el uso de todos: sancarleños, turistas nacionales e internacionales, gobiernos locales para formular políticas públicas, así como para la población en general que ya cuenta con mapeos de las manifestaciones más relevantes de su cultura local. Ponemos a disposición esta información a partir de hoy, démosle ahora el mejor provecho”, expresó Sylvie Durán, ministra de Cultura y Juventud.

Este proyecto recopiló las principales manifestaciones del patrimonio cultural inmaterial sancarleño con el fin de identificarlas y ubicarlas para, posteriormente y en conjunto con el Instituto Costarricense de Turismo (ICT), crear una guía que enriquezca la oferta turística. Al sumar la oferta cultural a los atractivos naturales del cantón, se busca que repercuta favorablemente en los emprendimientos y la economía.

Foto 1: Artesano trabajando bolso de cuero en la Talabartería La Ranita.

La recopilación y el procesamiento de la información comprendió el periodo de marzo a agosto del presente año. La información fue recopilada mediante la aplicación de formularios virtuales, así como entrevistas presenciales y telefónicas a personas informantes clave y portadoras de tradición, quienes conocen y/o practican las manifestaciones de valor patrimonial de la comunidad.

Los resultados del inventario cultural sancarleño vislumbraron un total de 59 manifestaciones culturales, las cuales se ubicaron espacialmente en un mapa del cantón con el fin de ubicarlas geográficamente en los distritos. Además, están distribuidas según cada uno de los cinco ámbitos que conforman el patrimonio cultural inmaterial, según la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial (Unesco, 2003).

Según el inventario, en el ámbito correspondiente a tradiciones y expresiones orales se encontró: poesía, historia oral, leyendas tradicionales, retahíla y coplas; mientras que en el ámbito que incluye a las artes tradicionales del espectáculo están: poesía cantada, cantautor(a), traje tradicional sancarleño y cimarrona.

Sobre los conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo están: comidas y bebidas tradicionales (se recopilaron 19 recetas), oficio de cocinera de turno y jefa de la cocina, medicina tradicional, sobadura, partería tradicional, agricultura, ganadería, boyeo y producción de leche.

En el ámbito de usos sociales, rituales y actos festivos se ubicó a la monta de toros, tope y cabalgata, floreo, rodeo, convite, sesteo, desfile de boyeros y carrera ecuestre. También diferentes turnos y fiestas patronales, entre estas últimas las de San Carlos Borromeo, San José en Aguas Zarcas, Santa Rosa de Lima en Pocosol, Nuestra Señora de Lourdes en Cutris y la Virgen de la Candelaria en Venecia.

Finalmente, se identificó a la talabartería, ebanistería, zapatería, artesanías en madera, cestería, costura y lutería (fabricación y reparación de instrumentos musicales de cuerda), entre las técnicas artesanales tradicionales más importantes del cantón.

Los sancarleños, así como el público general, podrán acceder a esta información desde la página web de la Municipalidad de San Carlos (www.munisc.go.cr) donde encontrarán las manifestaciones culturales ubicadas por distrito, podrán acceder al Directorio Cultural Cantonal e incluso incorporar nuevos formularios de inscripción y formar parte del mismo. Además, fueron registradas en el Directorio Cultural del Sistema de Información Cultural de Costa Rica (Sicultura). Este directorio contiene más de 5 mil fichas de información sobre recursos culturales de todo el país, conformándose en herramienta de difusión y promoción del patrimonio cultural inmaterial a nivel nacional e internacional.

Principales hallazgos.  “Con la elaboración de este inventario cultural en el cantón de San Carlos se evidencia el fenómeno migratorio que caracteriza su conformación y, por ende, un conglomerado de elementos culturales y experiencias de vida. La identidad sancarleña tiene dos grandes características; por un lado, están los conocimientos asociados a la labranza de la tierra y el manejo de los recursos naturales; paralelamente, también se encuentra conformada por elementos de las artes tradicionales del espectáculo, ligadas con la música tradicional, su composición e interpretación”, destacó Natalia Cedeño, antropóloga del Centro de Patrimonio encargada del inventario.

Cedeño explicó que, ligadas a la ganadería y la agricultura, se genera una serie de manifestaciones culturales como: el boyeo, la monta de toros, el rodeo, el floreo, el tope, la cabalgata, la producción de leche y carne y los conocimientos sobre medicina tradicional; entre otros. “Asimismo, también encontramos que, asociadas a esas grandes actividades, existen manifestaciones como: la cocina tradicional, las leyendas, las historias locales, los oficios tradicionales y las festividades”, apuntó.

Por otro lado, la antropóloga señaló que, respecto a las artes tradicionales del espectáculo que conforman la identidad sancarleña, predominan la música y la danza y que, a partir de estas actividades, se generan otras manifestaciones y expresiones culturales como: cantautores(as), lutería, cimarronas, danza tradicional y poesía cantada.

Fortalezas y debilidades. Según los resultados del inventario, una de las fortalezas con las que cuenta el cantón, es el papel que cumplen las instituciones educativas agropecuarias en la incorporación, en su malla curricular, de prácticas y oficios tradicionales para su conocimiento y adopción por parte de la población joven. Entre estas se menciona a la agricultura, la ganadería y el floreo. “Dicha acción posibilita la salvaguardia de los saberes y conocimientos ligados a estas prácticas y fortalece la identidad local”, destacó Cedeño.

Foto 2: Procesión de las Fiestas Patronales de San Carlos Borromeo.

No obstante, las comunidades también presentan amenazas y debilidades latentes para la continuidad de sus manifestaciones, como el desinterés de las generaciones jóvenes por aprender y continuar los oficios tradicionales a nivel familiar. Asimismo, no reconocer que algunas de estas tradiciones o prácticas son parte del patrimonio cultural inmaterial del cantón. Además, existe una mayor valoración de aquellas actividades desarrolladas colectivamente, por sobre las que realizan de forma individual.

La buena noticia es que se vislumbró una importante capacidad organizativa en la comunidad, muy oportuna para el desarrollo de acciones de salvaguardia de sus manifestaciones culturales; grupos comunitarios que podrían desarrollar acciones para la trasmisión de las prácticas y saberes en las generaciones jóvenes. 

“Las posibles oportunidades que se generen con este inventario cultural, permitirán a la población, instituciones y organizaciones de base comunitaria, ofrecer y diseñar propuestas que fortalezcan la cultura sancarleña. Lo anterior, trascendiendo la visión de la cultura, más allá de las Bellas Artes y poniendo en valor la expresión de la identidad de las comunidades”, puntualizó la antropóloga.

El inventario cultural es un proyecto de la Unidad de Patrimonio Cultural Inmaterial del Centro de Patrimonio, realizado en conjunto con la Municipalidad de San Carlos y con la colaboración del Sistema de Información Cultural de Costa Rica (Sicultura), también del MCJ.

Este es el décimo tercer inventario cultural realizado por el MCJ, le preceden los realizados en 2013: Mora y Santa Ana, 2014: Grecia, 2015: Belén, 2016: Esparza, 2017: Alajuelita, 2018: Dota, Tarrazú y León Cortes Castro, 2019: Turrialba y Santa Cruz, 2020: Golfito y 2021: San Carlos y el distrito limonense de Cahuita, que viene siendo el décimo cuarto inventario cultural.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s