El alcalde sancarleño Alfredo Córdoba, acusado por aparentemente recibir dádivas de Constructora Meco, (Caso Diamante) salió hoy a las redes sociales a agradecer el apoyo de su familia, madre y amigos y les desea feliz Navidad.

En el video que grabó y difundió por Facebook se le puede ver con un poco más de barba, al parecer, tranquilo. Saluda al pueblo que más quiere, según él (San Carlos), así como a sus seguidores de la red social por el apoyo recibido en estos días.

Córdoba ha estado bajo el ojo de la opinión pública, por presuntos aptos de corrupción, como haber recibido 15 millones de colones de Meco como dádiva y obras para la construcción de una pollera en Calle Damas de la Palmera, a cabio de interceder por licitaciones viales, de ahí, que existía un contundente rechazo por parte de los vecinos de San Carlos a que el alcalde recibiera su , ya este no iba a trabajar..

Presuntas dádivas recibidas por Córdoba

A Córdoba se le investiga por al parecer, habría ayudado a Meco a obtener la licitaciones de las vías cantonales de Pitalito de Aguas Zarcas de 3 kilómetros y con un costo superior a los ₡344 millones y la del Palmar de Pital de 4 kilómetros con costo de ₡500 millones, obras que se realizarían con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Cabe señalar que los vecinos de esas comunidades llevan más de 10 años de esperar las obras y no llegan, sólo promesas.

De acuerdo con el informe policial los proyectos viales de Pitalito y el Palmar de Pital antes de que saliera el cartel ya le habían avisado a MECO para que estuviera lista.


Según el expediente Córdoba habría aprovechado su afinidad con Rodríguez con la clara intención de que siempre hubiera presupuesto asegurado para los proyectos en la Zona Norte.
«El papel del alcalde habría sido interceder para que se otorgaran y validaran los fondos a MECO a cambio de dinero o favores. Para la Fiscalía esto refleja un comportamiento delincuencial y una presunta violación al deber de probidad», señala el informe.


El informe del OIJ detalla que MECO habría ayudado al alcalde para que su yerno supuestamente consiguiera trabajo en la planta de cementos ubicada en Nicaragua, donde se encontraba con la hijas del alcalde, ya que esta debía hacer una parte por una año en ese país.