Gracias a un operativos de fin de año funcionarios del Refugio Caño Negro realizaron patrullajes preventivos durante día y noche en conjunto con voluntarios y Fuerza Pública de Costa Rica.

Como resultado dejo el decomiso de un chinchorro y otro de 3 gaspares, además del hallazgo de 4 atarrayas que presuntamente eran utilizadas para la pesca ilegal dentro de los limites del Refugio Caño Negro.

Además los patrullajes se realizan para regular el turismo y velar que la pesca se realice de forma responsable, respetando la cantidad máxima de pescados y las tallas mínimas.

Funcionarios del Refugio invitan a visitar el Refugio Caño de manera responsable, recordando que el uso de Atarrayas está prohibida por la Ley de Conservación de Vida Silvestre #7317.

Chinchorros