El Plenario Legislativo aprobó en segundo debate el expediente No. 22.188, Ley de comercio al aire libre.

Este faculta a las municipalidades para autorizar a los patentados o licenciatarios, el desarrollo temporal de la actividad comercial en los espacios públicos tales como aceras, parques, plazas, vía pública, calles u otros lugares públicos, adyacentes a los respectivos establecimientos comerciales.

La iniciativa busca promover y ampliar el comercio, el aprovechamiento del espacio público, la seguridad ciudadana y generar mayor actividad económica, en un marco de respeto del derecho al libre tránsito, la accesibilidad y el mantenimiento y protección de los espacios.

La ley no crea a favor de los patentados ningún derecho real ni acción posesoria sobre tales vías, dichos permisos se otorgan en condición de precario y por el plazo establecido por la municipalidad correspondiente al momento de otorgar la autorización.La totalidad de los ingresos generados por la autorización de comercio al aire libre deberá utilizarse para el mejoramiento general y la seguridad del espacio público.

El diputado Roberto Thompson aclaró que no se trata de un nuevo impuesto, pero que si los patentados deberán cancelar un monto adicional por el derecho de ese uso de espacios públicos adicional al local donde se desarrolla la actividad comercial.