Por Henry Esquivel Monge, escritor sancarleño.

Hoy les quiero contar una tradición que ya se a perdio, que ya no se conoce y que pa la gente de nenantes era una regla de oro. Él famoso pañuelito blanco y el pañuelito bordao.

Me parece acuantaa cuando divisaba a mi viejita pedirle cuentas a mi abuelito por la pérdida de un pañuelo y que decir por uno sin que la abuela no lo hubiera bordao con el nombre del abuelo , con sus propias manos, en color azul marino al lao contrario donde traiba el caballito pintao.

Y era que un pañuelo blanco era cuestión de pelea, porque significaba que el viejito andaba de pata he perro buscando echar alguna cana al aire El confizgao.

Según contaba mi abuela, solo el soltero usaba pañuelo blanco sin bordar , los casaos usaban el pañuelo con una de sus puntas con su nombre bordao.

Ese pañuelo valía más que un anillo de compromiso, porque si un fulano le daba su pañuelo blanco a una mujer y esta lo recibía, solo con eso era compromiso de casorio y si el pañuelo estaba bordao , sabían que el sinvergüenza era casao.

Usaban dos pañuelos bien prefumaos  uno doblao en triángulo en la camisa, para ofrecerlo a cualquier dama , como muestra de caballero y eso no era problema si ella lo ha regresao y otro en la bolsa trasera de ese pantalón bien engomao pa limpiarse el sudor y algo que se hubiera embarrao.

Era un gusto ver a mi abuelo salir bien catrineao, su pantalón de vestir y su camisa todo engomao, con las líneas bien hechas, bien peinao, perfumao y esos zapatos bien embetunaos, pasito tun,tun, todo engalanao.

Podía llegar sucio o hasta tomao. A pero que le faltara el pañuelo y entonces si que se la había buscado. Porque una mujer que no devolviera el pañuelo ya se había amarrao, si era soltero no muy tardao ya estarían casaos o pero si era casao y el pañuelo era bordao , la muy latina se había concubinao, como dicen ahora de querida se había quedado.

Un pañuelo y el pelo de un bigote  eran igual de sagraos, cuando la palabra valía y romperla era ser despreciao, ya con esta me despido, espero les haiga gustado.