Por Henry Esquivel Monge, escritor sancarleño:

Hoy me preguntaron si nuestra cultura es igual a la de Guanacaste y si bien son parecidas no son iguales y lo notaste.

Tenemos llanura en vez de pampa, andamos en montura ellos en albarda y gritamos agua he pipa, en vez de guipipia.

Usamos chonete y ellos sombrero de lona grande. Ellos tienen su luna liberiana y nosotros la sancarleña.

En la música nuestro ritmo es distinto y de más tempo, ellos toman chicha y acá charralero.

Ellos siembran melón y sandia, nosotros piña, yuca y caña. Les damos ayotes y también papayas.

Ellos sufren fuertes sequías y nosotros inundaciones, nos divide una cordillera y hasta el clima cambia.

Pero aparte de eso compartimos como hermanos, la alegría por la vida y el echarle ganas.

Cuando nos invadieron ellos nos dieron la mano, igual hicimos nosotros, porque somos hermanos.

Por eso defiendo la cultura norteña diferente de la de mis hermanos guanacos, para disfrutarla juntos y que compartamos.

Así que no se confunda mi amigo y denos una mano conoce nuestra cultura y verá que no nos equivocamos que si guana tiene lo suyo , acá tampoco nos dejamos.

Que mi tierra es un paraíso, a nadie se lo negamos , con mujeres bonitas, ríos hermosos y aguas termales acá los esperamos, cargados de montañas agua y aves, que acá conservamos.

La naturaleza es vida y acá no la negamos, venga y disfrute, pero solo una cosa le rogamos, llévese la basura que acá no la necesitamos.