Una Corriente de piroclástica de densidad se le conoce también como flujos piroclásticos que podría ocasionar algunos de los volcanes más peligrosos que existen. Este es el caso de los volcanes explosivos como Rincón de la Vieja y Turrialba, en Costa Rica y Momotombo en Nicaragua y Santiaguito en Guatemala, detalla la organización Costarricense «Volcanes sin Fronteras»

«Cuando un volcán eructa de forma explosiva se utiliza este término o el de flujo piroclástico. La mezcla heterogénea de partículas volcánicas sólidas y gas, calientes, formadas por una erupción volcánica, que se mueven como un fluido de acuerdo a densidad relativa con el entorno, que puede ser la atmósfera o el agua» explica Volcanes sin Fronteras.

Este tipo de peligro volcánico puede viajar muchos kilómetros a altas velocidades (superior a los 100 km/h).

En este video se puede observar una corriente piroclástica de la erupción del volcán de Fuego en Guatemala del 3 de junio del 2018, que provocó la muerte de más de 1000 personas. En el video se puede ver el «desacople» de la corriente piroclástica, que la parte diluída y muy turbulenta llega a subir la topografía, corre fácilmente por la carretera, debido a la fuerza de empuje que trae.