Los legisladores de la Comisión de Asuntos Jurídicos respaldaron el expediente 21.770 que busca mitigar los accidentes de tránsito de motociclistas y dictaminaron afirmativamente reformar la Ley de Tránsito por Vías Públicas Terrestres y Seguridad Vial.

La propuesta establece la obligación a los conductores y sus pasajeros a utilizar además de los cascos, los chalecos de protección de tórax y hombros, espinilleras, protector de rodillas y coderas.

Para los comercios que venden los vehículos tipo bici moto y motocicleta estipula que deberán entregar con la venta de cada uno de estos vehículos, los implementos de seguridad, tanto para el conductor como para el acompañante.

Y finalmente se impondrá una multa de ¢189.000 al propietario registral de un vehículo, cuando quien lo conduce no cuente con la Licencia de conducir respectiva.

El proyecto pasa a discusión final al Plenario Legislativo.