Este jueves 24 de marzo, la Policía de Migración logró la ubicación y posterior aprehensión de la persona nicaragüense de apellidos Pérez Tremiño a quien se le canceló su residencia y se le dió inicio a su proceso de expulsión del país, esto luego de cumplir condena por el delito de abuso sexual contra persona menor de edad. La detención se dio en Guápiles, zona en la cual el extranjero laboraba.

Pérez Tremiño tenía una residencia permanente, la cual fue cancelada en razón de los artículos 70 y 129 de la Ley General de Migración y Extranjería 8764, después de haber cumplido una condena de 4 años en prisión el delito de abuso sexual contra persona menor de edad, siendo que los hechos por los cuales fue procesado ocurrieron en el año 2013.

Posterior a la cancelación de su residencia, se procedió a dar inicio al proceso de expulsión, por lo cual la PPM mediante las diferentes labores de inteligencia y acciones de rastreo por la zona, se logró el día de ayer ubicarlo para posteriormente trasladarlo al Centro de Aprehensión Región Central (CARC) de la PPM, donde permanecerá hasta que sea expulsado del país. La expulsión es la orden por la cual la persona extranjera que goza de permanencia legal, bajo cualquier categoría migratoria, deberá abandonar el territorio nacional, cuando se considere que sus actividades comprometen la paz, la seguridad pública, la tranquilidad o el orden público.

Además, a Pérez Tremiño se le impondrá un impedimento de ingreso al país por 25 años, considerando que cometió un delito grave contra una persona menor de edad.