El decomisó se dio en la Terminal de Contenedores de Moín (TCM), donde los oficiales de la Policía de Control de Drogas (PCD) ubicaron paquetes de cocaína en dos contenedores cuyo destino final era Amberes, Bélgica

La policía no dio detalles si la fruta era piña o banano, tampoco dio detalles de procedencia. Como sucede siempre no se da con responsables de la carga

Michael Soto, mi intro de Seguridad afirmó que los hallazgos se hicieron entre la noche del domingo y la madrugada de este lunes. Agregó que la Policía hace análisis y perfilamientos en búsqueda de cargamentos sospechosos.

Los agentes escanearon uno de los contenedores y observaron algunas inconsistencias. Al ser inspeccionado localizaron 50 cajas con un total de 1.130 paquetes de cocaína, cada uno con un peso aproximado de un kilo.

En el otro contenedor, tras el proceso de escaneo, los oficiales hallaron 32 sacos la droga en los cuales había 798 paquetes de cocaína.

El total decomisado entre ambas unidades de transporte fue de 1.928 kilogramos.