Por Henry Esquivel Monge, escritor sancarleño

Hoy disfruté de su sombra. Once años pasaron y has crecido fuerte y hermoso.

Hoy disfruté de tu sombra, fuiste parte de una visión que hoy eres una realidad.

Hoy disfruté de tu sombra, tus ramas frondosas opacado el sol para mi y entre tus ramas un pajarillo entonó una dulce  melodía.

Hoy disfruté de tu sombra,  la gente pasaba sin saber que tu y yo tenemos una historia, que nos une un cariño y una misma visión.

Hace once años junto a niños adultos e instituciones como bomberos, policía y cruz roja ¿ también la red de seguridad comunitaria de Pital, te trajimos y te plantamos en este lugar.

Hoy disfruté de tu sombra, no imagine que tanto tiempo después en lo que antes era solo una plaza vacía, las personas se sentarán en la acera bajo la sombra que das tu y tus hermanos.

Aun eres joven y espero verte florecer, ver como adornos de amarillo el cielo y el suelo con una alfombra de flores que me harán enloquecer.

Hoy disfruté de tu sombra y no tengo más que agradecer, Primero a Dios y luego a cada una de las personas que apoyaron hasta poder ver hoy tu hermoso acontecer.

De donde observas todo, lo bueno y lo malo , sin desfallecer y sin dejar de hacer tu parte que es crecer.