Esto fue lo dijo del diputado liberal progresista Eli Feinzaing:

«Los diputados estamos para escuchar y actuar consecuentemente para llevar al país a buen rumbo, concentrados en la paz y las necesidades más apremiantes de la población.

Es por esto que, luego de un profundo análisis a lo interno del Partido Liberal Progresista y de nuestra fracción legislativa, y habiendo escuchado las opiniones de expertos y ciudadanos de diversos sectores y de muchos de ustedes en redes sociales y por otros medios, este martes estaré retirando el proyecto de ley 23.276, que buscaba reformar los artículos 1,2,5,21 y 79 de la Ley de Vida Silvestre.

Este proyecto buscaba realizar ajustes con el espíritu de mejorar la ejecución de la Ley de Vida Silvestre, que actualmente limita acciones de los refugios y criaderos con fines de recuperación de poblaciones silvestres o su reinserción, y poner a Costa Rica a tono con el acuerdo firmado en 1973 en el Convenio CITES.

Como lo he explicado aquí en varios comentarios, este proyecto no cambiaba en forma sustantiva la legislación actual, que ya permite el trasiego controlado de especies silvestres dentro del marco del convenio CITES. Reconozco, sin embargo, que hubo fallas en su redacción y falta de claridad en su interpretación.

Como acto de escucha activa a la voluntad pública y con el fin de enfocar esfuerzos en proyectos y discusiones de reactivación económica, reforma del Estado y disminución de impuestos, hemos tomado la decisión del retirar el texto de la corriente legislativa.

Escuchar las opiniones de expertos y del público general es uno de los valores que tenemos como partido. Y no tengo ningún problema con ajustar o detener propuestas o proyectos luego de estas interacciones, en aras de un bien mayor.

Por último, pero MUY importante: quiero dejar claro que el proyecto nunca pretendió permitir ni facilitar la venta de nuestra riqueza natural, como se malinterpretó en redes sociales y por parte de algunos medios de comunicación.

Los diputados del PLP nos comprometemos firmemente con el desarrollo sostenible y el bienestar animal y nunca legislaremos en contra de este principio básico que identifica al país en el mundo».