• El convenio establece el compromiso para contribuir en la consolidación, protección y desarrollo de esta área protegida.

Coopelesca sigue demostrando ser un aliado estratégico del Parque Nacional del Agua Juan Castro Blanco y para sellar su compromiso firmó un convenio específico de cooperación con el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC).

Este acuerdo establece el compromiso de cooperación entre la Cooperativa y el SINAC para realizar acciones y programas de interés mutuo, que contribuyan con la consolidación, protección y desarrollo del parque nacional y las comunidades aledañas.

“El convenio entre Coopelesca y el SINAC es de gran importancia porque evidencia que los objetivos de la Cooperativa son totalmente afines a los objetivos de una institución como MINAE. Lo que nos ocupa es la conservación, la protección, la educación ambiental, el cuido de las especies, en fin, todo lo que se deriva de una protección absoluta. Coopelesca posee un proyecto sostenible de turismo en el Parque Nacional del Agua, como lo es la Reserva Natural Montaña Sagrada, por lo que vamos a coordinar con el SINAC en la Región Huetar Norte para trabajar de forma coordinada en la protección y el adecuado aprovechamiento de los recursos naturales para mantener el equilibrio de la vida y la salvaguarda del ambiente”, indicó el Gerente General de Coopelesca, Omar Miranda Murillo.

La firma de este convenio no es la primera acción que realiza Coopelesca en beneficio del Parque Nacional del Agua Juan Castro Blanco. Desde el 2012, la Cooperativa ha trabajado en la conservación de esta área protegida, comprando terrenos que se encontraban en manos privadas.

Esta compra se realizó gracias al aporte mensual de ₡200 que hacen los asociados de la Cooperativa al capital social, el cual es exclusivo para cancelar el fideicomiso facilitado por el Banco Popular para la adquisición de tierras en este santuario natural.

“La compra de tierras para la conservación en el Parque Nacional del Agua Juan Castro Blanco ha permitido la recuperación de bosque en zonas ambientalmente frágiles, que habían sido utilizadas para agricultura y ganadería por sus anteriores dueños, provocando a su vez el re-afloramiento de nacientes de agua y la preservación de la fauna silvestre”, afirmó Laura Leitón Morera, Jefe de Gestión Social y Ambiental de la Cooperativa.