Glass Gem Corn es una variedad única de maíz cuyos granos son muy distintos al de un maíz tradicional pues son de colores, tal como un arco iris.
Se descubrió su existencia a finales del año 2012, aunque en realidad hace varias décadas que se cultiva el maíz «Glass Gem».


La historia de este particular maíz tiene lugar en Oklahoma donde nació Carl Barnes, quien al tener ascendencia Cherokee se propuso explorar sus raíces nativas, por lo que comenzó a plantar en su localidad distintas variedades de maíz nativo como una manera de reconectarse con su herencia cultural.

Después de algunos años, Barnes fue capaz de aislar los tipos ancestrales de maíz que se habían perdido luego de la reubicación en 1800 de las tribus nativas norteamericanas en lo que hoy es Oklahoma. Así, comenzó a seleccionar, guardar y cultivar las semillas que producían mazorcas con un particular colorido. 

 1391523_678174918874502_2127312010_n

FOTO: JOSH MAHEADY (GLASS GEM CORN FACEBOOK)

Greg Schoen, que también era campesino, encontró en 1994 el maíz de colores de Barnes en una reunión de plantas autóctonas en Oklahoma, simplemente quedó maravillado, por lo que Barnes le compartió algunas semillas que fueron plantadas en ese mismo verano.

Al principio, Shoen sólo plantó pequeñas cantidades del colorido maíz en Nuevo México, donde se mudó en 1999, pero en 2005 comenzó a plantar parcelas más grandes cerca de Santa Fe, al lado de las variedades de maíz más tradicionales.

El resultado fue hermoso, una vez que las variedades tradicionales se mezclaron con aquellas más coloridas, se crearon nuevas cepas. Cada año, el maíz mostró colores más vibrantes y patrones más lindos.

Según Schoen, Branes le contó que la semilla arco iris se produjo originalmente de un cruce de una especie miniatura de maíz palomero llamado Pawnee, con un maíz de harina roja y otro llamado Greyhorse, ambos originarios de Osage, Oklahoma.

Las semillas pueden ser sembradas en cualquier lugar donde predomine el clima cálido y los rayos del sol den directamente, y se hace generalmente a finales de la primavera. Deben ser plantadas a una pulgada de profundidad y seis de distancia entre ellas, en bloques de tres filas, esto con el fin de lograr una buena polinización.

Cada paquete de semillas proporciona entre 100 y 150 espigas, pero a diferencia del maíz dulce, la mazorca del Glass Gem no se consume, la mayoría de la gente lo muelen para hacer harina y preparar tortillas. También se puede utilizar para hacer palomitas de maíz, aunque tristemente éstas no quedan de colores. 

Por: Indika Ki Som. Arqueologia, Historia y Arte  y https://www.animalgourmet.com/