• Este viernes, la institución hizo entrega de las instalaciones que estarán ubicadas en Llano Bonito de Guatuso y en Barrio Daniel Flores de Pérez Zeledón.
  • Con un costo total de ¢250 millones provenientes de Fodesaf, obras tienen como objetivo preservar productos, reduciendo las pérdidas por temperaturas inadecuadas.
  • Ambas bodegas cuentan con una capacidad de almacenamiento superior a los 60 mil quintales de  alimentos básicos como arroz y frijol.
  • “Se brindará un servicio fundamental para garantizar la preservación de productos en el tiempo, con el fin de comercializarlos en determinado momento sin tener pérdidas por temperaturas inadecuadas”, dijo el presidente del CNP.

Guatuso, Alajuela. El Consejo Nacional de Producción (CNP) puso en marcha este viernes los servicios de almacenamiento de granos básicos que ofrecen sus dos nuevas bodegas climatizadas ubicadas en las regiones Huetar Norte y Brunca, cuyo objetivo es conservar productos por más tiempo, manteniendo su frescura y reduciendo pérdidas en su comercialización.

La inauguración de las bodegas tuvo lugar en Guatuso con la presencia de la vicepresidenta de la República, Epsy Campbell; el viceministro de Agricultura y Ganadería, Marlon Monge; el presidente ejecutivo del Consejo Nacional de Producción, Ángel Jiménez; el director del Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares; Greivin Hernández, así como el diputado de Alajuela, Ramón Carranza, entre otros.

Las obras se desarrollaron con financiamiento del Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (Fodesaf) por un monto total de ¢250.000.000. La bodega climatizada en la Región de Huetar Norte se construyó en el CEPROMA (Centro de Procesamiento y Mercadeo de Alimentos del Inder) de Katira de Guatuso, y la de Pérez Zeledón en una propiedad del CNP en Barrio Daniel Flores.

El presidente ejecutivo del CNP, Ángel Jiménez, señaló que con este proyecto se atenderá una problemática en el sector de granos básicos, fortaleciendo a su vez, la implementación de valor agregado en la producción nacional. “Esto permitirá aumentar la disposición de alimentos básicos como arroz y frijol en el mercado local y mejorar la competitividad de las organizaciones en diferentes mercados”, dijo.

“Se brindará un servicio fundamental para garantizar la óptima preservación de productos en el tiempo, con el fin de comercializarlos en determinado momento sin tener pérdidas por temperaturas inadecuadas”, acotó el jerarca del Consejo Nacional de Producción.

El presidente ejecutivo del Instituto de Desarrollo Rural (Inder), Luis Diego Aguilar, indicó que el apoyo a los pequeños y medianos productores rurales es fundamental para impulsar el desarrollo socioeconómico de las familias. “Por eso desde el inicio se trabajó de forma articulada entre el CNP y el Inder. En el caso de la Región Huetar Norte la bodega que hoy se entrega se construyó en el CEPROMA de Llano Bonito en Katira de Guatuso en el que se ven beneficiados 1437 productores y productoras”, agregó Aguilar.

Por su parte el director general de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares, Greivin Hernández, acotó  que desde el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, “nos complace ver cómo  una vez más con los recursos del Fodesaf se ayuda a llevar progreso a las comunidades y territorios con más necesidades en el país”, dijo.

“Estamos saldando una deuda histórica del Estado con los agricultores productores de frijol. En particular, nos complace que en este caso con el aporte económico del Fodesaf, se fortalece y mejora la iniciativa de producción de este grupo de hombres y mujeres de las zonas Huetar Norte y Brunca de nuestro país”, expresó.

Por su parte, la vicepresidenta de la República, Epsy Campbell, indicó que gracias al aporte del Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares, los cantones de Guatuso y Pérez Zeledón cuentan a partir de ahora con una moderna infraestructura que, “les permitirá a las familias productoras de la zona preservar los alimentos que producen a fin de poder comercializarlos de mejor manera y sin tener pérdidas por los cambios de temperatura”, dijo

Características. La bodega ubicada en Llano Bonito de Guatuso, Alajuela, contempla un área de construcción de 380 metros cuadrados con paredes de termo panel, puertas corredizas para cuartos fríos, aislantes térmicos y forro interno de paredes; además de cielo raso y aislante térmico para techos y el sistema de refrigeración.

Cuenta con una capacidad de almacenamiento de hasta 25 mil quintales. Actualmente, ya está en función ofreciendo servicios de almacenamiento de frijol.

La segunda está en la región Brunca, en Barrio Daniel Flores de Pérez Zeledón, y tiene las mismas características, en un área de construcción de 480 metros cuadrados, que le permite almacenar hasta 35 mil quintales de frijol.

La iniciativa se enmarca en el Plan Nacional de Alimentos para Todos, una estrategia para que pequeños y medianos productores se motiven a sembrar alimentos básicos, con la seguridad de poder darle a éstos valor agregado, tener disponibilidad y seguridad para sus familias y vender los excedentes.