Uno de los apetecidos platillos de la cocina sancarleña es el picadillo de papaya verde. Durante muchos años nuestros abuelos y padres nos han deleitado con esta rica receta que se pierde en tiempo en la cocina tradicional costarricense.

A menudo en los turnos de pueblos, este platillo no puede faltar, por su rico saber que deleita a todos.

El picadillo de papaya se come con tortilla, con arroz.

Cuenta Doña Socorro Rodríguez , el Inventario Cultural de San Carlos,  que es un platillo especial para ella porque desde niña veía a su abuela prepararlo y así aprendió a hacerlo. Dice que siempre ha sido un platillo que se acostumbra a servir para las comidas familiares, en los turnos y fiestas.

Cuenta que muchos de los ingredientes los tiene sembrados en su terreno.

Ingredientes:

Papaya verde entera o puede usar la parte blanca del tronco si todavía no hay fruto. Carne molida, cabezas de ajo, cebollas, orégano, papa, sal y agua.

Preparación:

Se corta en trozos la papaya o la parte blanca del tronco. Luego se pasa por una máquina para molerla, después se sancocha con un poquito de agua con sal y se exprime para que no le quede nada de líquido. Una vez que se ha escurrido todo el líquido, se le agregan los olores. Estos olores se cocinan previamente con la carne para luego mezclar todo con la papaya. Mientras pasa este proceso, se pica en trocitos la papa y se pone a cocinar. Una vez cocinada la papa, se mezcla en una olla con la papaya y olores picados.

Se sirve con tortilla palmeada en un plato.