De acuerdo a Apicultores de Costa Rica el vuelco de un camión repleto de miel de abeja a la Altura del Río Arenal, entre Fortuna Monterrey de San Carlos el pasado domingo 08 de mayo habría producido intoxicación de miles de abejas que llegaron al lugar a recolectar miel.

Lo anterior debido a la miel se revolvió con el diésel de camión lo que habría producido la intoxicación de los insectos.

El camión vendría procedente de Nicaragua y por causas que se desconocen se volcó en este lugar.

Ante los hechos la Oficina de Gestión Ambiental de la Municipalidad de San Carlos ha sido alertada por la presencia de un derrame de combustible que estaría contaminando el río arenal e intoxicando miles de abejas.

Derrame de miel y diésel habría ido a parar al Río Arenal

De acuerdo con Apicultores de 𝐂𝐨𝐬𝐭𝐚 𝐑𝐢𝐜𝐚 en el sitio había dos camiones cargados con miel de abeja de los cuales uno volcó y su miel fue derramada.

Ante estos hechos los lugareños se aprovecharon y se llevaron en recipientes parte de la miel. También llegó gran cantidad de abejas a libar miel que se está mezclando con el diésel de los tanques del camión que corre por un riachuelo el cual desemboca en el río Arenal.

Fuentes policiales informaron que el vehículo porta placas nicaragüenses y se dirigía rumbo a Ciudad Quesada.

Miles de abejas muertas

Según 𝐀𝐩𝐢𝐜𝐮𝐥𝐭𝐨𝐫𝐞𝐬 𝐝𝐞 𝐂𝐨𝐬𝐭𝐚 𝐑𝐢𝐜𝐚 el Presidente de la Cámara Nacional de Apicultura, Juan Bautista Alvarado, indicó que ésta mañana recibió información sobre el vuelco de un contenedor cargado con miel de abeja en la zona norte, por lo que de inmediato se comunicó con el Director Nacional del SENASA, para solicitarle apoyo con la verificación de los permisos y destino final de la miel, toda vez que no existe autorización para importar miel de abeja desde Nicaragua hacia Costa Rica.

Cabe mencionar que recientemente se han realizado decomisos de miel ingresada de contrabando, así como para que el SENASA determine la intoxicación de abejas que liban miel contaminada con combustible. Alvarado también manifestó que se comunicó con la jefatura de Gestión Ambiental de la Municipalidad de San Carlos para que se haga una inspección en el sitio del siniestro y se determine la ocurrencia de un posible daño ambiental por contaminación de cuerpos del agua con el combustible derramado por el camión.