El arbusto conocido como «Botón de Oro», o Falso Girasol, se constituye como una estrategia nutricional en la suplementación de rumiantes en épocas de escasez de alimentos, detallan funcionarios del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Según el MAG el Botón de oro (Tithonia diversifolia), se reproduce por estacas de 30 a 50 cm de longitud, cortadas de los dos primeros tercios de la base de las plantas hacia arriba. En una hectárea se pueden sembrar hasta 10 mil estacas. Como banco forrajero de proteína se puede utilizar en alimentación de bovinos, porcinos, ovinos, caprinos e incluso aves.

Dicho arbusto es poco exigente en fertilización, por lo que se recomienda aplicar después de cada corte de 5 a 7 quintales por hectárea de abono orgánico, proveniente de las excretas de animales. El control de malezas puede hacerse en forma manual o con motoguadaña.

Esta especie es originaria de Centro América; tiene un amplio rango de adaptación, tolera condiciones de acidez y baja fertilidad en el suelo. Es una especie con buena capacidad de producción de biomasa y rápida recuperación después del corte, dependiendo de la densidad de siembra, suelos y estado vegetativo.

Planta con alto contenido de proteínas

El botón de oro acumula tanto nitrógeno en sus hojas como las leguminosas. Tiene altos niveles de fósforo, un gran volumen radicular, una habilidad especial para recuperar los escasos nutrientes del suelo, es muy fuerte y puede soportar la poda a nivel del suelo. Además, tiene un rápido crecimiento, así como baja demanda en la utilización de insumos y poca exigencia en el manejo del cultivo”.

En nuestro país, el “Botón de oro” también es conocido como “Falso Girasol”, “Girasolcillo” y “Tora Amarilla”. Es endémico de Costa Rica y se produce bien desde el nivel del mar hasta los 1800 metros sobre el nivel del mar.

Según los expertos es una planta con contenidos altos de proteína, desde 20% en suelos poco fértiles y pedregosos, hasta 34% en suelos de buena fertilidad; además, es capaz de captar nitrógeno del aire e incorporarlo al suelo.

Se recomienda dárselo a los animales antes de florear, ya que su calidad nutricional va a disminuir después de la floración. Produce entre 150 y 200 toneladas de materia verde por hectárea por año, con un 20% de materia seca, lo cual equivale a un rango de entre 30 y 40 toneladas por hectárea por año de materia seca, en una densidad de siembra de 1 metro x 1 metro. A los 90 días de sembrada se hace corte de uniforme. Luego se corta a los 45 o 55 días, dependiendo de las condiciones agroecológicas de la zona. La altura de corte puede ser entre los 60 y 80 cm.

Si estás interesado en esta alternativa y en tener más información al respecto puedes informarte en tu agencia del ministerio más cercana.